26/08/2020

San Juan: brote de casos de coronavirus

El gobierno responsabiliza a las reuniones sociales.

Primer muerto y 160 sanjuaninos infectados es la foto de la provincia. La película comenzó hace bastante tiempo. Los actores principales visten de azul. El color blanco sanitario o los actores sanitarios, ausentes, tanto por la falta de personal o por la precarización en su contratación. El director del film, el gobernador Sergio Uñac, se presenta en sociedad permanentemente con un asistente, su secretario de seguridad, el Berni sanjuanino.

Desde fines de la semana pasada, al detectarse numerosos casos de Covid-19, el comité ad hoc, con la ausencia por renuncia de la mejor infectóloga de la provincia, se allanó a prácticas ciudadanas acordes a una situación política de extrema gravedad. De más está decir que dicho comité responde y es, ni más ni menos que el poder ejecutivo de Uñac.

En esta provincia, al igual que en otras y en numerosas ciudades más de Argentina, las aduanas interiores, aquellas a las cuales se combatió políticamente en la génesis de esta Nación, han vuelto y con más fuerza. Hace un tiempo los distritos recaudan cifras siderales mediante impuestos, tarifas y peajes por servicios fitosanitarios, viales y otras contraprestaciones poco creíbles. Ahora, mediante la emergencia sanitaria, las medidas se recrudecen y la película se vincula al género policial.

Entre otros ilegítimos actos detectados, a los camiones que ingresan con mercadería, se le faja la cabina al chofer, impidiéndole, incluso, la satisfacción de necesidades humanas mínimas. También se le impide realizar el control de descarga, función convenida colectivamente. Llamativamente, el sindicato de camioneros nada ha realizado ante este atropello. Los choferes incumplidores son llevados “detenidos” y alojados en hoteles media pensión hasta obtener resultados negativos a test infectológicos, los cuales pueden demorar varios días. Sin contacto exterior, deben permanecer en sus habitaciones/celdas por el solo hecho -corroborado unilateralmente por algún policía- de haber cortado la faja, incluso sin intención, por la inercia de abrir su puerta.

Cuando se detecta un infectado, se monta un operativo de asignación de responsabilidad directa y visualización concreta del individuo. Se le publica información específica, se le pega una faja a la puerta principal de su vivienda, se le impide salir y públicamente se le descarga la responsabilidad de circulación del virus. Se ha hecho público un video en el cual personal policial uniformado y armado penetran en una vivienda, sin ninguna presencia judicial y pretenden extraer a una persona desesperada por su libertad e intimidad. Solamente la estrechez del zaguán de la vivienda, la incomodidad de los 3 policías intervinientes y de la mujer que se tiró al piso, pudieron evitar el éxito de esa lamentable acción.

Este repentino brote de la pandemia en San Juan, ha desnudado también la mentira sobre el personal sanitario disponible para hacer frente a este cuadro. La falta de ellos se ha materializado en la convocatoria a “voluntarios” para cumplir funciones estrictamente sanitarias, que deben ser ejecutadas con profesionalidad y eficiencia. De hecho, el ministerio de Desarrollo Humano está “aportando” sus trabajadores de campo a operativos de entrega de asistencia para las familias aisladas. A esto se suman empleados de las áreas de Turismo y Deportes que fueron capacitados para poder cumplir con esta tarea. Esta mañana el ministro del área afirmó que «si fuese necesario convocaríamos a un voluntariado social para que nos ayuden en distintas tareas».

La asignación de culpabilidad a individuos es otra arista elegida por Uñac. Despeja la responsabilidad de haber destinado, por años, los recursos provinciales a objetivos distintos a afrontar esta posibilidad pandémica, teniendo en cuenta antecedentes de terremotos recientes en esta provincia. En vez de haber afianzado un sistema de emergencia global se prefirió apuntar la proa pública a estadios, autódromos y fiestas.

Tanta es la precarización del armado sanitario de características cívico policial, que la convocatoria a aplausos que se realizará esta noche, incluye la consigna de homenajear al “Ejército, la Policía y personal de Desarrollo Humano”.

Es deber nuestro clarificar la verdadera realidad sanjuanina. El sistema engañoso montado se sostiene mediante la fuerza policial, voluntariado, aportes riesgosos de empleados precarizados públicos y la ausencia notable de profesionales sanitarios. Hacen de esta película, una realidad característica de un sistema político de limitaciones a las libertades democráticas. Se ha desnudado una crisis de sistema y Uñac apela a sostenerla con mano dura y medidas ilegales.

En esta nota

También te puede interesar:

La base de datos de la Universidad de Oxford consideró que las cifras oficiales "no tienen la calidad suficiente".
Récord de nuevos contagios diarios en todo el continente.
Denuncia de las enfermeras del Hospital Rawson de Córdoba y reclamo a las autoridades.
Entre los contagios de coronavirus y el incumplimiento del convenio colectivo de trabajo.