30/09/2020

Santa Cruz: el Partido Obrero ante la situación sanitaria

La crisis sanitaria y cómo enfrentarla son decisiones políticas. Todavía se pueden salvar muchas vidas.

La pandemia arrecia, aumentan casos y hay más víctimas fatales en una secuencia sin control. Las autoridades solo atinan a poner algunos parches y hasta hacen un acto para recibir a cinco profesionales militares que desembarcaron en Río Gallegos por una quincena.

El único tema del nuevo ministro (cuyo contagio llevó al aislamiento del gabinete) es reclamar el cuidado a la población, pero las/los médicas/os y las/los enfermeras/os del Hospital Regional de Río Gallegos no dan abasto, las camas están saturadas y el sistema colapsa.

El Partido Obrero propone un viraje de 180 grados en el manejo de la pandemia: tomar la decisión de gastar lo que sea necesario para salvar vidas en la emergencia. En primer lugar contratando profesionales por el doble del salario actual y duplicando también el salario de nuestros médicos, enfermeros y trabajadores hospitalarios en general. En segundo lugar instalando camas y servicios de UTI en los lugares apropiados o incluso comprando e instalando hospitales de campaña. Lo mismo para los elementos de protección personal (EPP).

El otro aspecto de nuestra propuesta es colocar todas las instalaciones de salud públicas y privadas bajo una conducción de emergencia que planifique la utilización de los recursos con la mayor racionalidad posible.

Por fin, es preciso realizar una mayor cantidad de testeos y aislamiento de los contactos estrechos en cada pueblo de Santa Cruz, aumentando la capacidad de los laboratorios y colocando cientos de personas en la tarea de seguimiento.

Se trata de decisiones de política sanitaria que implica triplicar el presupuesto de salud. Esas decisiones están fuera del radar de los políticos ajustadores que gobiernan el país y la provincia.

Decenas de médicos especialistas se fueron de Santa Cruz, durante los tres años y medio en que Alicia Kirchner pagaba los salarios fuera de término y sin aumentos, mientras el Banco Provincia imponía intereses usurarios a los trabajadores públicos endeudados.

Hagamos atractivo venir a Santa Cruz y los profesionales vendrán, es tan simple como eso, pero requiere decisión política.

Las políticas de ajuste tuvieron su efecto en el derrumbe del sistema de salud de la provincia. Un interesante estudio publicado por el Dr. Muro demuestra que la cantidad de médicos por cada mil habitantes ha bajado sustancialmente en los últimos años en la provincia y ni hablar del deterioro de muchas instalaciones y delicados aparatos, sin los mantenimientos adecuados por falta de presupuesto.

En esta nota

También te puede interesar:

Nuevas jornadas de paro a partir del 26, convocadas por Ademys.
Concejal del Frente de Izquierda-Unidad de Neuquén Capital
La provincia con más contagios per cápita.
Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
El Frente de Todos no busca prevenir el Covid-19 sino recaudar.