08/09/2020

Tandil adopta un nuevo sistema de control de la cuarentena

Miguel Lunghi, intendente de Tandilk

El ejecutivo municipal decidió implementar un sistema propio de control de la cuarentena en la ciudad y en el resto del partido, dejando de lado el sistema de fases del gobierno nacional.

El nuevo sistema establece un modelo propio «que tiene en cuenta las características y particularidades de Tandil» y, subrayaron, «ha sido consensuado con los principales actores de los sectores representativos de la comunidad, que han adherido de manera formal con su firma y compromiso a la propuesta» (El Eco de Tandil, 7/9).

El Comité de Seguimiento del Covid-19 en Tandil será quien semanalmente determine la situación en la que se encuentra el distrito, de acuerdo a un grupo heterogéneo de factores e indicadores que contemplen los siguientes parámetros:

1) camas operativas disponibles, determinado en base al porcentaje de camas ocupadas, personal de salud disponible y tecnología sanitaria aplicada a este recurso.

2) gravedad de los casos activos de Covid-19, determinado por el comportamiento de la curva epidemiológica, cantidad de casos activos Covid-19 internados en establecimientos sanitarios y cantidad de casos activos Covid-19 en situación domiciliaria.

La evaluación constante de estos indicadores permitirá tomar de manera previsible, rápida y a medida, una serie de acciones preestablecidas para el cuidado sanitario de la comunidad (ídem).

En realidad, el sistema no difiere del nacional porque la cuestión es más profunda. Como hemos manifestado en una nota anterior, la Cámara Empresaria de Tandil presionó al ejecutivo municipal para la reapertura del comercio y la industria -la mayoría, actividades no esenciales- y, en consecuencia, Tandil debió retroceder a la fase 4.

Ahora, el intendente trata de apartarse de la modalidad anterior estableciendo un sistema propio, pero solo en lo formal, denominado «sistema del semáforo», con luz verde, roja y amarilla. Actualmente, el municipio se encontraría en luz amarilla, algo similar a la fase 4. El sistema funcionaría de la siguiente manera:

Estadio Verde: podrán funcionar todas aquellas actividades autorizadas o que hayan tenido protocolo sanitario aprobado para el desempeño o ejercicio de la actividad al 21 de agosto de 2020 y en la modalidad y con el factor ocupacional determinado en el acto administrativo o dictamen respectivo vigente a esa fecha.

Estadio Amarillo: el factor ocupacional de las actividades mencionadas se verá reducido en un 50 por ciento respecto del autorizado al 21 de agosto de 2020.

Estadio Rojo: solo se permitirá funcionar a las actividades determinadas como esenciales, respetando el factor ocupacional referido en el estadio Amarillo y con un horario máximo de funcionamiento de hasta las 18. Estará exceptuada de esa limitante la actividad de expendio de combustible, delivery, consultorios de profesionales de la salud, laboratorios y centro de diagnóstico, los cuales mantendrán el horario autorizado al 21 de agosto de 2020.

Desde el Frente de Todos de Tandil expresaron, en un comunicado y por medio de una resolución del Honorable Concejo Deliberante, su «rechazo y repudio» a la decisión del gobierno municipal «de salirse del esquema epidemiológico de la Nación y la sanitaria y económica de la pandemia del Covid-19» (ABC Hoy, 7/9).

En la misma línea, el gobierno bonaerense le respondió a Tandil: «el decreto es un manifiesto separatista». El jefe de Gabinete de la provincia remarcó que el sistema de fases «no es un capricho sino algo que trabajamos en consenso con todos los intendentes». Dijo, además, que la decisión tandilense «tendrá consecuencia legales».

El ministro de Salud, por su parte, agregó que «en Tandil quedan 12 camas de terapia intensiva» y señaló como “La República separatista de Tandil» a la decisión del intendente (Página12, 7/9).

El aumento de la curva de contagios se debe, en gran medida, a la decisión del gobierno y los empresarios para los que gobierna de obligar a los trabajadores a producir sin protocolos de salud, materiales de cuidado personal y condiciones laborales dignas. Así mismo, fue el gobierno quien alentó, de esa forma, a la población a población a seguir criterios de cuidado personales propios.

La oposición patronal del FdT, por su parte, denuncia el decreto pero sostiene que «no se trata aquí de poner en discusión la legitimidad y las buenas intenciones de las instituciones que acompañan esta decisión ni de los sectores e intereses que las mismas representan», en un claro guiño a los empresarios tandilenses (ABCHoy, 7/9). El mismo jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, confesó en conferencia de prensa que «hemos discutido con los intendentes de Juntos Por el Cambio, incluso, la aplicación de algunos ajustes».

Desde el Partido Obrero, denunciamos la unilateralidad del decreto, la continuidad de la flexibilización de la cuarentena y la advertencia de un endurecimiento de las medidas de castigo a quienes no cumplan con el aislamiento. Esto último cobra vital relevancia, a días de anunciado que el cuerpo encontrado era el de Facundo Castro, desaparecido por la policía bonaerense de Berni, «por violar la cuarentena». Por lo tanto, consideramos necesario avanzar en las siguientes medidas:

*Centralización del sistema de salud, público y privado, a nivel nacional

*Adecuación, financiación y actualización del sistema de salud, discutidas con los profesionales del área y financiados con un impuesto progresivo a las grandes rentas y fortunas locales, entre ellos, a la especulación inmobiliaria y a los grandes pooles de siembra

* Apertura de los libros del municipio

*Control obrero y popular de la cuarentena, discutido en los lugares de trabajo y estudio y en los barrios de nuestra ciudad

Por una cuarentena y una política de conjunto de y para los trabajadores.

También te puede interesar:

Sus familiares solicitan a los jueces de la Cámara de Apelaciones la mayor celeridad en la definición del fallo.
No garantiza ni la salud ni la "economía".
Démosle continuidad a las acciones votadas.