23/06/2020

Trabajadores de la salud piden justicia por enfermero muerto por Covid-19

Fue con un abrazo al hospital Durand donde trabajaba Julio Guitérrez.

Andrés Ojo Obrero Fotografía

En el mediodía de hoy, trabajadores de la salud de CABA realizamos un abrazo al hospital Durand para homenajear a nuestro compañero Julio Gutiérrez, enfermero del Servicio de Pediatría del Hospital Durand, fallecido hace más de una semana. Se realizó una actividad con radio abierta, abrazo y suelta de globos en las puertas del mismo. Participamos varios enfermeros de diferentes servicios y trabajadores del hospital, como también  enfermeros de otros hospitales de la CABA, sindicatos, organizaciones de la salud y familiares.


Enfermería es el sector más afectado por la pandemia y la negligencia estatal. Son los más expuestos pero los que perciben un peor salario, lo que genera, claramente, un empeoramiento de su salud y un aumento de sus factores de riesgo. Así también, se ven obligados a trabajar en más de un efector, aumentando su riesgo de contagio. Todo esto, sumado a la dificultad de acceso a los insumos necesarios, hace que la lista de fallecidos esté principalmente constituida por enfermeros.


Desde el inicio de la declaración de la emergencia sanitaria, las direcciones hospitalarias con la complicidad de las burocracias de los hospitales porteños cumplen el rol de administración de la miseria, tapando las irregularidades que surgen del vaciamiento de la salud pública. Comenzaron negando la falta de insumos que luego fue evidente, atribuyendo esa falta de materiales a robos por parte del sector más precarizado, generando de esta manera una rivalidad entre los mismos compañeros de trabajo. Son los responsables de negarle los Equipos de Protección Personal a enfermería, ya que argumentaban que no eran quienes los necesitaban porque no realizaban procedimientos invasivos, como por ejemplo, maniobras de aerosolización.


 



Ante el caso de Julio y también el de José Aguirre (enfermero fallecido el domingo en el Hospital Rivadavia) se pone en debate si la licencia por grupo de riesgo fue otorgada a tiempo. El Estado tuvo un trabajador con factores de riesgo ejerciendo su labor durante dos meses en sector Covid. Es un fallecimiento que se da en un contexto laboral, por lo tanto es una responsabilidad del Estado que hoy Julio no esté con nosotros.


Sabemos que este no es el único caso, sin ir más lejos en el mismo Hospital varios trabajadores del sector de enfermería denuncian que no se proveen las licencias correspondientes, se establecen trabas burocráticas que dificultan el acceso a las mismas. Incluso existe el caso de trabajadoras embarazadas, a las cuales la dirección les negó la licencia argumentando que “hasta el tercer mes no se considera embarazo”.



No vamos a conformarnos con lo poco que nos dan, no vamos a comprar insumos con nuestros salarios de miseria, no vamos a trabajar más horas para tapar la falta de contratación.


Aumento del presupuesto en salud.


Pase de enfermería a la carrera profesional, que conlleva un aumento del salario y una disminución del pluriempleo.


Contratación de licenciados de enfermería que estén en el último año de la carrera.


Pase a planta para los residentes y concurrentes que al 31 de mayo deberían haber recibido su título.


Licencia para todo el personal con factores de riesgo, ya.


Ni un trabajador más fallecido por Covid-19.


El Estado es responsable.




 

También te puede interesar:

El gobierno se borra en el pico de la tercera ola.
Compañeras y compañeros del Polo Obrero y del Plenario de Trabajadoras organizaron un acto.
Voces rurales rechazan la pésima paritaria firmada por la burocracia con la patronal y el gobierno.
Por un genuino espacio verde en el playón del Ferrocarril Sarmiento.
En plena suba de casos, la patronal frutícola se aprovecha de que el Estado no testea.