16/04/2021
segunda ola

Trasladaron a un paciente Covid positivo a la clínica San Andrés y estaba cerrada

El colapso del sistema sanitario requiere la reapertura de todos los centros de salud clausurados durante la pandemia.

Ayer, trabajadores del SAME trasladaron a un paciente Covid positivo en ambulancia hacia la clínica San Andrés para encontrar que ésta se hallaba cerrada; el propio personal del lugar tuvo que decirles que vayan hacia otro centro de salud, aun cuando allí contaban con el equipo necesario para el tratamiento del paciente.

Hace ya varios meses que la clínica permanece clausurada, así como al menos otros 9 centros privados de la provincia de Buenos Aires, todos ellos con miles de pacientes que tuvieron que suspender sus tratamientos, muchos que se atendían por PAMI. Estamos hablando de centros que podrían hoy ser utilizados para hacerle frente a la pandemia. Sin embargo, el ajuste en salud y la falta de respuesta del gobierno ante el cierre llevó a que se encuentren inhabilitados para aceptar pacientes y aliviar la carga en el sistema de salud.

Los trabajadores de la clínica llevan luchando contra el cierre desde febrero, primero denunciando el vaciamiento del centro y luego su efectivo cierre. Han realizado todo tipo de acciones, desde asambleas, cortes de autopista y permanencias en la puerta del PAMI, demostrando que quienes defienden la salud son sus trabajadores y no el gobierno responsable del ajuste en curso. Así es como han recibido apoyos de distintos sectores de trabajadores, por ejemplo del Plenario del Sindicalismo Combativo.

El caso de este paciente coincide con los dichos de muchos otros que también se conocieron en los últimos días acerca de las largas esperas para que llegue la atención de una ambulancia a domicilio o el de la jueza Jimena Monsalve, quien denunció por Twitter haber estado sentada en una silla por 12 horas en un cuartito esperando para ser ingresada a un sanatorio junto con otras 4 personas, todas ellas con coronavirus.

En un contexto de aumento de casos, entrada ya la segunda ola y colapso del sistema sanitario, el gobierno de la provincia de Buenos Aires avala el cierre de los centros de salud, indispensables en este marco. La clínica San Andrés podría aportar 90 camas de internación, una guardia nueva, 12 camas de terapia intensiva con sus respiradores y tres quirófanos. Al día de hoy son casi 4.000 personas las internadas en unidades de terapia intensiva (UTI), en su mayoría casos de Covid positivos. El porcentaje de ocupación de camas en el país ya superó el 60% y 70% en el AMBA.

La gravedad de la situación requiere la reapertura de todas los centros de salud cerrados, la centralización del sistema de salud público y privado y el aumento ya del presupuesto en salud.

 

También te puede interesar:

El intendente Gay y Kicillof acuerdan pasar a fase 3 en medio de un récord de muertes por Covid-19.
La crítica situación se paga con la vida de los trabajadores
Un gobierno en “stand by” ante la catástrofe sanitaria en curso
Un cuadro crítico con varios agravantes respecto del pico del 2020.
El gobierno provincial refuerza el ataque en salud, avancemos en el frente único de los hospitales para ganar.