19/02/2021

Vacunación irregular en Santa Cruz: no son tres pícaros, son 30 años de entreguismo y corrupción

Vázquez, Vidal y Bodlovic son las muestras de un régimen político descompuesto

Santa Cruz es noticia por un hecho “vergonzoso”, la vacunación de algunos funcionarios aprovechando su situación privilegiada y pasando por encima del personal esencial y de las prioridades establecidas. El intendente de Cte. Luis Piedrabuena Federico Bodlovic, su par de Gobernador Gregores Héctor Vidal y el ex intendente y actual diputado nacional Juan Vázquez, han quedado al descubierto en su corruptela, que se ha extendido también a otros funcionarios destacados en otros puntos de la provincia Estos personajes están acostumbrados a manejarse como “patrones de estancia” en sus localidades y son parte del entorno más cercano al clan Kirchner que nos gobierna hace 30 años. Más precisamente han sido acostumbrados a la impunidad y la protección de sus fechorías.

En Piedrabuena son constantes los escándalos protagonizados por el intendente Bodlovic, mientras en Gregores, Vidal (actual intendente) se benefició por una “trampita” de Vázquez (anterior intendente) al asumir como Diputado Nacional, para eludir una elección de Intendente en 2017.

El régimen político que apañó y formó políticamente a estas personas es el mismo que deja sin agua a Caleta Olivia y otras ciudades. El régimen que condena a la miseria a empleados públicos, enfermeros y docentes. El mismo que precariza a trabajadores en cooperativas y monotributos. El sistema que destruye la salud y la educación, sobre todas las cosas un régimen de “comisionistas” del gran capital minero y petrolero que se lleva las riquezas de Santa Cruz a cambio de migajas.

Vázquez, Bodlovic y Vidal se tienen que ir. Sin embargo, lo más importante es terminar con el régimen político que construyó a estos personajes.

En ese camino, desde el Partido Obrero llamamos a organizar la lucha por todas nuestras reivindicaciones, por fondos para salud y educación, por salarios acordes a la canasta familiar y por la estabilidad laboral, trabajo genuino, tierra y vivienda. En definitiva, para que la crisis la paguen los beneficiarios de este régimen.

 

En esta nota

También te puede interesar:

La ciudad permanece en fase 3 con la situación epidemiológica en alerta roja, circulación comunitaria de las dos cepas más contagiosas, el hospital municipal a punto del colapso y trabajadores de la salud agotados.
Otro atropello por parte de la empresa, con connivencia estatal.
Llamamos a la organización de asambleas por escuela.
El gobierno facilita el autoritarismo patronal a costa de la vida obrera.