13/10/2020

Villa María, la situación sanitaria al límite

Trasladaron paciente a Río Cuarto por falta de camas críticas.

El cuadro epidemiológico de Villa María no escapa a la situación general de la provincia. En ese sentido, los centros de salud están colapsados o van hacia esa dirección, en la medida que el gobierno no responde las demandas de trabajadores de la salud de mayor personal, presupuesto e insumos. Además, hay denuncias de personas infectadas a quienes no se las atiende como corresponde.

En este escenario, un paciente de 80 años fue derivado a Río Cuarto, la capital alterna de la provincia, porque no encontró lugar en la ciudad de Villa María. A la fecha, hay más de 170 pacientes con coronavirus internados en el Hospital Regional Pasteur, de Villa María. Además, en las últimas horas se informaron 36 nuevos contagios. En tanto, en la vecina ciudad de  Villa Nueva hay 18 casos. Se sabe que ambas urbes constituyen uno de los conglomerados más grandes del interior provincial.

En este marco, el secretario de Gobierno de la municipalidad de Villa María, Eduardo “Tati” Rodríguez, había declarado que ya no habría camas para atender pacientes con Covid-19, lo que motivó declaraciones por parte de las autoridades del Hospital, que señalaron que “hay disponibilidad en este momento de camas. Estamos en un 70 o 75 por ciento. Lo que no quiere decir que en pocas horas lleguemos al cien por ciento en el Pasteur y que en clínicas haya disponibilidad”.

Más allá de las precisiones del caso, lo cierto es que la capacidad de camas llegó a un límite. Y más cuando la ciudad de Villa María es “epicentro de derivación” de pacientes de toda una zona que abarca varios departamentos.

Con el mencionado comunicado, las autoridades del Hospital buscaron llevar una tranquilidad de corto alcance. La frase “en pocas horas lleguemos al cien por ciento” es toda una confesión de partes. Porque con este ritmo de casos la capacidad de atención se verá gravemente afectada.

Hay testimonios de casos en que los llamados al Centro de Operaciones de Emergencia (COE) no son debidamente atendidos, solo preguntan datos personales, y recomiendan tomar paracetamol. Además, la obra social de trabajadores del Estado (Apros) no atiende llamadas, un abandono a las y los afiliados.

El crecimiento de casos impacta de lleno en un sistema de salud en crisis. Sin embargo, las condiciones de trabajo del personal de salud no mejoran. Sin dudas para saber la capacidad de atención con que cuenta la población es necesario tener en cuenta el estado de situación del conjunto de profesionales de la salud.

Una cama es un instrumento que necesita todo un equipo de salud. Ese es el indicador que hay que tener en cuenta a la hora de establecer el diagnóstico de la situación. Y en este punto la situación es alarmante. En la provincia, solo en las últimas dos semanas fallecieron 4 trabajadores de la salud víctimas del coronavirus. El régimen de pluriempleo en el que se encuentra el conjunto de profesionales de la salud, es un condicionante.

El próximo 15 de octubre, trabajadores de la salud realizarán autoconvocatorias por reclamos elementales, entre ellos el pedido de aumento salarial, que se incorpore personal y que se termine con el pluriempleo. Es necesario que se respondan satisfactoriamente, para cuidar a quienes nos cuidan. En este punto, la centralización del sistema de salud resulta vital.

     

También te puede interesar:

La iniciativa forma parte de una campaña nacional por la recuperación de tierras.
El enésimo caso de un poliladrón expresa una crisis de fondo.
Se acumulan los agravios a les estudiantes, es necesario unir todos los reclamos pendientes.
Entre los contagios de coronavirus y el incumplimiento del convenio colectivo de trabajo.
El 21 todes a la calle en defensa del hospital público, les trabajadores y la vida.