20/12/2021

19 y 20 de febrero de 2022, XIV Congreso Nacional de Tribuna Docente

Por una nueva dirección en Ctera, independiente del gobierno y del FMI.
dirección Tribuna Docente.

La burocracia sindical celeste de Ctera y de la CTA-T de Hugo Yasky fue parte fundamental del operativo “Hay 2019”, que intimó a la clase obrera que en diciembre de 2017 salió a luchar contra el ajuste macrista a abandonar las calles, para no poner en riesgo el triunfo del peronismo en las elecciones de ese año. Fueron así un factor clave en el salvataje de Macri y de su plan de ajuste, que en educación fue asolador.

Luego, con los Fernández en el poder, la dirección de los Yasky, Baradel, Sonia Alesso y Eduardo López se fundieron con el gobierno, actuando como agentes y garantes de las políticas del peronismo gobernante.

“Volvió el Estado presente” dijeron, y salieron a sostener “las políticas públicas” que retrotraerían el ajuste macrista. Pero las políticas “públicas” fueron las de un estado al servicio del recate de las patronales y del sometimiento nacional al FMI y al pago de una deuda usuraria, que criticaron para la tribuna pero  que honraron y honran sistemáticamente.

Desde entonces, la dirección de Ctera ató a los sindicatos docentes al gobierno, y desde la pandemia directamente los clausuró.

El legado de Ctera

Hoy el salario docente nacional garantizado a diciembre de 2021 es de $40 mil, los salarios están por debajo de la línea de pobreza de una punta a la otra de la grilla salarial, desde la pandemia a la fecha se instauró algo que no existía, la desocupación docente, y de mano de cientos de miles de trabajadores de la educación cesantes se impuso la reforma laboral de hecho que pasa por arriba de los derechos adquiridos de los estatutos docentes y establece el trabajo precario, como los +ATR, Fines, etc.

El empobrecimiento histórico de la comunidad educativa y el abandono de “las políticas” públicas a las necesidades de las necesidades de las familias obreras y de sus hijos, con el abandono de varios millones de niñas/os y adolescentes de la escolaridad completaron una política de ajuste histórico en educación.

Los resultados de las pruebas estandarizadas ERCE (Estudio Regional Comparativo y Explicativo), organizadas por la Unesco, realizadas hace menos de un mes, colocaron al país en el anteúltimo lugar en América Latina y el Caribe, el peor de todos los diagnósticos en toda la historia de la educación nacional desde que comenzaron a efectuarse pruebas estandarizadas en 1993.

Los congresos de la CTA-Yasky, de Ctera y de los principales sindicatos dirigidos por la celeste, sin embargo, redoblaron la apuesta en su papel de capangas del ajuste fondomonetrista, con Alberto Fernández o Axel Kicillof como invitados estrella. Hugo Yasky delcaró que las negociaciones del gobierno con el FMI  colman sus expectativas: «todo lo que dicen Alberto Fernández y Martín Guzmán está dentro de lo que nosotros planteamos».

Recuperar Ctera para los trabajadores

En contraste, el XIV Congreso Nacional de Tribuna Docente se reunirá los días 19 y 20 de febrero del año próximo para discutir un plan de acción para enfrentar el ajuste en educación, las paritarias a la baja, los salarios y las jubilaciones de pobreza, y la defensa de la escuela pública frente a la privatización educativa en curso, impulsando el frente único de los sindicatos, seccionales y agrupaciones de la Multicolor y de los sectores antiburocrá’ticos de todo el país.

Apoyándonos en los avances arrancados por la docencia en las elecciones de Aten-Neuquén, donde se recuperaron seccionales de manos de la burocracia Celeste (como Capital y Plottier), o en la importante votación de Agmer de parte de la flamante lista Multicolor provincial de Entre Ríos, y la gran elección de la también flamante Multi de Madryn (Chubut), el congreso también abordará las próximas elecciones en diferentes provincias, como en Suteba –una lucha clave-, la ADP de Salta o Amsafe, entre otras, poniendo en pié listas únicas clasistas y antiburocráticas que permitar desplazar a la burocracia celeste de nuestros sindicatos. La independencia de nuestros sindicatos del gobierno nacional y de todos los gobiernos provinciales es imprescindible para enfrentar el ajuste que viene de la mano del acuerdo con el FMI.

El congreso adoptará la forma presencial en la Ciudad de Buenos Aires, para la participación de centenares de compañeros del área metropolitana, y de localidades cercanas, con la participación de representantes de 20 provincias, y de forma plenaria virtual en las principales jurisdicciones y provincias del interior, para garantizar la más amplia participación de las y los compañeras/os de todo el país.