27/10/2021

A la movilización de la CTA, contra el ajuste del FMI y el Presupuesto 2022

Este 28 de octubre desde las 14 horas en Av. De Mayo y Sáenz Peña, habrá una columna independiente con la docencia universitaria de AGD, los centros de estudiantes combativos y las Juntas Internas de ATE.

La CTA “Autónoma” (conducida por Ricardo Peidró, Hugo “Cachorro” Godoy de ATE Nacional y Claudia Baigorria de la Conaduh), ha convocado a una movilización al Congreso nacional bajo el lema “No al FMI: por un presupuesto con soberanía, trabajo, producción y justicia”.

La convocatoria no solo no ha surgido impulsada por plenarios o asambleas, sino que además tuvo un carácter semiclandestino; dado que ha sufrido dos postergaciones y, en consecuencia, cambios de fecha resultando publicada muy tardíamente en los canales de comunicación oficial de la CTA.

La convocatoria tiene el sello de la derrota electoral del gobierno en la Paso del 12 de septiembre, y se encuentra guionada por la carta, posterior a esa derrota, de Cristina Fernández; la cual reconoce el ajuste llevado adelante por el gobierno pero sin sacar los pies del plato del acuerdo con el FMI.

Por ello las consignas de la movilización de la CTA tienen un carácter ambiguo: no rechazan el proyecto de ley del Presupuesto 2022, que introduce ajustes reales en educación, salud y salarios públicos, en términos de un menor aumento al de la inflación estipulada por el gobierno (un 33%) y muy por detrás de la estipulada por el Relevamiento de Expectativas de Mercado que arroja un promedio del 43%.

Pero la mayor falta de claridad aparece cuando en la convocatoria se dice “No al FMI” y se rechaza su injerencia. El planteo sin dudas es adecuado, tal como se planteó en la propia Plaza de Mayo el pasado 17 de octubre, donde por ejemplo, la Verde y Blanca de ATE Capital convocó bajo el lema de “no al pago de la deuda externa”. Sin embargo, rápidamente aparece el límite del planteo. ¿Es posible rechazar la injerencia del FMI integrando y apoyando al gobierno que la permite y ejecuta su agenda? Desde luego que semejante impostura refleja la crisis de estas direcciones sindicales estatizadas, ya que una amplia base de las organizaciones obreras le dio la espalda al gobierno; donde se anota la elección del Frente de Izquierda – Unidad que terminó como tercera fuerza nacional.

La impostura de las direcciones de la CTA Autónoma y ATE Nacional, que no pierden oportunidad en apoyar a Alberto Fernández compartiendo todo tipo de actos, y fundamentalmente acompañando paritarias a la baja como el salario mínimo de indigencia o ratificando los salarios de pobreza en el Estado, son parte de un operativo “rescate” de un gobierno que fracasa en sus propias premisas y que vuelve con el plato recalentado de acordar con el FMI “sin que el pueblo pase hambre”. La magnitud del ajuste previsto en el Presupuesto 2022 coloca este objetivo no solo como irrealizable, sino como una contradicción en término, y por lo tanto cumple un papel reaccionario. Intenta introducir la confusión entre las y los trabajadores de que de la mano de un gobierno que, justamente, acuerda con el FMI, es posible una salida de la crisis en términos favorables a la población trabajadora, sin que haya “hambre popular”.

Para rechazar la injerencia del FMI debe rechazarse el Presupuesto 2022 y el pago de la deuda externa, y las centrales obreras y sindicatos deben romper con el gobierno que lleva adelante el ajuste. Deben colocarse las reivindicaciones del movimiento obrero sin ningún tipo de ambigüedades: el salario mínimo debe ser aumentado al equivalente de la Canasta Básica Familiar (hoy en ¿$112.243?), la reapertura de todas las paritarias frente al proceso inflacionario y a las perspectivas de una nueva devaluación, el pase a planta permanente de todos los precarizados, el rechazo a la reforma laboral y el aumento real del presupuesto en educación, salud, jubilaciones y obra pública para llevar a cabo un plan de urbanizaciones que cree trabajo genuino.

Con estos ejes, la Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA), los centros de estudiantes combativos y las Juntas Internas de ATE convocan a movilizar e una columna independiente.

 

 

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
¿Por qué lxs estudiantes universitarios nos tenemos que movilizar el 11 contra el Fondo Monetario?
La eliminación de los subsidios del Estado implicaría un golpe directo al bolsillo de los trabajadores.