20/04/2006 | 942

Abajo el acuerdo Cavallieri-Coto

No a la entrega salarial. 50% de aumento

La Federación Nacional de Empleados de Comercio acaba de firmar un acuerdo que es un fiasco: 150 pesos, que se pagarán en tres cuotas. El sueldo, de esta manera, llegará a la miserable suma de 1.000 pesos; el convenio extiende este salario hasta el 31 de mayo de 2007. Esta suma ni siquiera es remunerativa, o sea que no incidirá en el aguinaldo, ni en las cargas sociales, ni en las vacaciones. Tampoco mejorarán las condiciones laborales.


 


La respuesta de los compañeros comienza. En una sucursal de Coto Rosario, el 80% de los trabajadores rechazaron este acuerdo y reclaman el 50% de aumento, o sea llevar el salario a unos 1.400 pesos. Llamamos al gremio de Rosario a rechazar este acuerdo y a convocar a asambleas y poner en pie un plan de lucha por el 50% de aumento.


 


El 28 de abril reforcemos el Cuerpo de Delegados.


 


La extensión del petitorio y el reclamo de que el gremio de nuestra ciudad convoque a discutir un plan de lucha, son dos grandes pasos en la lucha por el salario. Pero todavía más importante es la preparación de una fuerte organización para emprender esa lucha. Las elecciones a delegados del 28 de abril nos darán la posibilidad de colocar en el Cuerpo de Delegados a los elementos más luchadores y combativos. Es una necesidad y la primera tarea.


 


Llamamos a todos los trabajadores a prepararse para luchar, votando el 28 de abril en las elecciones a delegados a los compañeros más activistas y luchadores para reforzar el Cuerpo de Delegados, como un paso fundamental para pelear por el salario y por el conjunto de las reivindicaciones.

También te puede interesar:

Reclamaron por trabajo genuino, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo y asistencia integral a los comedores.
Repudiemos las maniobras patronales y rodeemos de solidaridad la lucha de los trabajadores.
Autoconvocados presentaron un plan en el Ministerio de Producción para que trabajadores e infraestructura de la empresa sea absorbida por el Estado.
Los precios subieron un 3,33 en junio y acumulan una variación de 26,96% en el primer semestre.
Los ingresos de bolsillo de una docente o medica entre los más alejados de poder construir la casa propia.