15/11/2007 | 1017

Abajo los descuentos de Solá, Scioli y Baradel

El gobierno de Kirchner, Solá y Scioli ataca a los docentes que salieron a parar con los Sutebas combativos, con descuentos en sus salarios. Las retenciones llegan hasta los 1.600 pesos. El descuento es ilegal porque viola el derecho constitucional de huelga y porque en muchos casos supera más del 60 por ciento del salario alimentario. Para llegar a ese nivel de descuentos, que incluyó a muchos que no pararon, el gobierno apeló a “deudas” pasadas de todo orden, y a la adulteración de las quitas. El objetivo es quebrar al movimiento de lucha que abrió la huelga en la provincia de Buenos Aires y estableció un canal de organización para la docencia que rechazó al pacto de Baradel y Solá.


En particular, el gobierno se ensañó con los docentes del Suteba La Plata, una de las seccionales que se ha puesto a la cabeza de la lucha provincial.


Los funcionaron se negaron a dar marcha atrás en los descuentos extorsivos, arbitrarios e ilegales: “Tenemos la decisión política de destruirlos; luego buscaremos las formas jurídicas para justificar lo que hagamos”, dijeron


El ataque ha sido planificado meticulosamente. Pretende eliminar el derecho de huelga para defender el salario y hasta el funcionamiento de los Sutebas combativos: han descontado las licencias gremiales de los delegados que han participado en reuniones y asambleas.


La orden de destruir a los Sutebas combativos y a todo aquel que saque los pies del plato es coincidente con el ataque a los trabajadores del Soip que pelean por la garantía horaria contra las patronales, la burocracia y el estado, la tenaza represiva de la burocracia del Somu y de la prefectura contra los trabajadores del casino, con los despidos del Indek o con los ataques contra los trabajadores de las fábricas recuperadas. El gobierno “nac y pop” está decidido atacar y disciplinar a todo el mundo, para que pase el “pacto social” con las patronales y la burocracia sindical.


Ocupación, paro, movilización, cortes de calle


El Suteba La Plata ocupó la Torre 1 por 9 horas el miércoles 7 de noviembre. Al día siguiente, en el marco de un paro de 24 horas, los Sutebas combativos realizaron una marcha a la Dirección General de Escuelas, de la cual participaron, también, los Sutebas dirigidos por la Azul y Blanca. Ese mismo, el 8 de noviembre, el gobierno desalojó la DGC y E con la excusa de que se había recibido la amenaza de una bomba. Ante el temor de que procedieran a ocupar la sede de Educación, preparó un operativo represivo contra los manifestantes. La jornada terminó con un nuevo corte de calles frente a la Plaza Moreno de más de cuatro horas y la decisión de seguir la lucha hasta quebrar el ataque de los descuentos y hasta conseguir los 1.200 pesos de básico.


Este camino debe profundizarse por medio de un plan de lucha conjunto de los Sutebas combativos, la Feb y los Sutebas azules y blancos.


Debemos enfrentar al gobierno con la más contundente unidad de acción. Derrotar los descuentos es una tarea clave. Para defender a los huelguistas, a los Sutebas combativos y a los que enfrentaron el pacto Baradel-Solá, realicemos una amplia campaña nacional de fondo de huelga para sostener y continuar la lucha. Que los sindicatos combativos, el movimiento obrero en general, los centros de estudiantes, los trabajadores, los padres de los alumnos apoyen la lucha docente. Es una causa popular, en defensa de la educación, del salario y de las conquistas antiburocráticas de los docentes.


El 16 de noviembre, los Sutebas combativos realizarán un nuevo plenario provincial de delegados para resolver cómo continúan el plan de acción.