04/09/1997 | 555

Actazo contra los desafueros y las causas penales

El éxito del acto tuvo un alcance mayor que las 250 personas que colmaron, el viernes 29, el salón de la Unión Obrera Molinera. Así lo testimonia la enorme representatividad de los presentes, integrada por representantes de innumerables gremiales, decenas de Comisiones Internas, delegados sindicales y Centros Estudiantiles.


Hemos colocado en un terreno de movilización política y de denuncia frente a la opinión pública el tema de los desafueros y las causas penales, ya más de 700 de acuerdo a lo señalado en el acto. El carácter de lucha de la iniciativa, y el hecho de recoger una reivindicación política de centenares y probablemente miles de compañeros (sólo las causas contra Atlántida involucran a más de 200 huelguistas), explican la presencia de las más diversas fuerzas políticas del movimiento obrero. Enrique Marano, de Fatida-MTA, planteó de entrada propuestas de actos en todas las provincias, guante que recogió el adjunto de Luz y Fuerza de Mar del Plata-CTA, Oscar Escalante, que reseñó la movilización callejera ya realizada el 6 de agosto en Mar del Plata.


La intervención de cinco dirigentes obreros afectados, le confirió al acto un carácter vivo. De sus palabras surgió con impresionante claridad la línea de‘represión democrática’ montada por el régimen político patronal, que amenaza la existencia misma de las organizaciones obreras fabriles e implica una condena a todos los métodos de acción colectiva de los trabajadores. Apareció con claridad que la ‘libertad de trabajo’ que proclama la democracia capitalista es, en realidad, una línea de encarcelamiento de piqueteros, de ocupantes de fábrica o simples huelguistas o manifestantes, como los detenidos en La Plata en el paro del 14.


Caracterizamos la represión como la otra pata de la flexibilidad laboral y reclamamos un plan de lucha contra ambas, persuadidos de que el 27 de octubre los Menem-Roque Fernández y los Alvarez-Machinea irán a fondo para arrasar los convenios, las indemnizaciones e imponer la flexibilidad empresa por empresa.


Intervinieron destacados laboralistas o penalistas del movimiento obrero, como Héctor Recalde y Juan C. Capurro. Este fue muy agudo cuando señaló que la burguesía no se ‘come’ lo de la desaparición social o productiva de la clase obrera como sujeto activo de la lucha de clases, y que en cambio ha montado una represión sistemática y masiva contra los activistas y las organizaciones obreras de lucha.


Las voces del acto


Roberto Alvarez, delegado de Cotigraf


Mirá, yo creo que es una madurez de los sectores obreros, que somos los más hostigados en estos momentos, cuando se ve que los movimientos de lucha empiezan a tener éxito. Caso Atlántida, y todo lo que fue la lucha de la zona del Oeste, es lo que pone en riesgo, quizás, a los sectores de poder. Es por eso que la represalia no se hizo esperar desde la parte legal. Es por eso que estamos adhiriendo, por todo lo que citaron los compañeros de base, para que no se vuelva a repetir esto en el futuro. Yo creo que este tipo de cosas se tendría que empezar a hacer en todo el país, para evitar o, por lo menos, tener un muro de contención, como decía recién el compañero, para empezar a romper con el sistema neoliberal.


Pablo Llonto, delegado de Clarín


Primero, el acto me parece bárbaro, que nos empecemos a juntar los afectados por situaciones más o menos parecidas. Lógicamente es más grave la situación de los compañeros que tienen causas penales que los que tenemos sólo causas laborales. Yo soy de los que, digamos, integra el lote de los últimos, con causas iniciadas por las empresas, para tratar que los delegados electos por los trabajadores queden afuera. Lo que quería remarcar, tal como lo dije en el acto, es que creer en la justicia es algo que los trabajadores debemos reelaborar, porque evidentemente, desde hace mucho tiempo, la justicia está del lado de los patrones, y esto demuestra que la única manera de torcerles el brazo es a través de nuestra lucha. Mientras la lucha de los trabajadores no les tuerza el brazo, los patrones seguirán haciendo lo que hacen, y los jueces se convierten en sus cómplices.


¿Qué opinás de organizar un movimiento nacional de lucha?


Si, ojalá se pueda hacer; yo soy, el primero en desear que esto crezca y se pueda convertir verdaderamente en un punto de movilización. Ojalá pudiera ser a nivel nacional, para que se hagan actos cada vez más masivos y con mayor presencia de trabajadores.


Margarita Flores Vargas, delegada del Hospital Muñiz


Bueno, esto me parece profundamente emotivo. Acá estamos escuchando denuncias de trabajadores que han vivido muchas postergaciones, muchos actos que realmente son de represión, que muchos de los que estamos acá creíamos que no existían. Lo que me hace pensar en esto: ¿cuántas personas más habrá en tntos lugares que están sufriendo lo mismo? Nuevamente estoy emocionada por todo esto, no pensaba escuchar todas estas cosas que estoy escuchando, y espero que nos podamos unir, no solamente los gremialistas, sino también algunos partidos políticos que piensen en el trabajador, para poder luchar en contra de todo esto.

En esta nota

También te puede interesar:

15.30 hs - Plaza de Mayo a Congreso.
Defendamos el ingreso de los trabajadores.
En la sede gremial se realizó un encuentro con referentes del partido evangélico UNO.
La integración de la CTA-A en el gobierno fondomonetarista de Alberto Fernández.