31/07/2017

Ademys paró y se movilizó por los reclamos de la docencia


Dando cumplimiento a una medida votada antes del receso escolar, Ademys impulsó un paro y movilización al Ministerio de Educación en reclamo de un aumento de emergencia del 30%, ante el 21,5 ofrecido, contra el traspaso del área de idiomas a una gerencia operativa, contra la precarización educativa y denunciando el paquete de reformas anti-educativas y laborales que impulsa el gobierno.


 


El miércoles 9 volvemos a las calles, con una clase pública y movilización.


 


Un paro más que necesario


 


La acción se dio en un marco difícil debido al ataque del gobierno que descuenta compulsivamente los días de paro y que declaró por todos los medios su descalificación al sindicato y a los docentes, y por el rol que juegan las entidades de base de la CGT y CTA Yasky (UDA- UTE), que llegaron a mandar mensajes intimidatorios a los docentes para que no realicen el paro y a mentir sobre la falta de mandatos para realizar medidas.


 


Sucede que el compromiso de las direcciones sindicales que se dicen opositoras con el gobierno es total. No llamaron a un plan de lucha en ciudad, solo adhirieron a los paros aislados nacionales y cuando ya tenían arreglado con el gobierno una "nueva" oferta del 1,75% lanzaron un paro sin continuidad por Whatsapp el día 11/7, bloqueando la organización y la capacidad de movilización de la docencia porteña. El pedido de CFK de no realizar ninguna movilización antes de las Paso se está cumpliendo, a costa de las condiciones de vida de la población trabajadora.


 


Un dato no menor es que junto a los delegados opositores de la Multicolor, hubo delegados de base de UTE que acompañaron la medida en sus escuelas. Es decir, la docencia quiere luchar contra Rodríguez Larreta-Macri, lo que no quieren son las direcciones que mantienen una tregua interminable. Son direcciones que debemos superar, defendiendo la independencia política de los sindicatos y promoviendo asambleas por escuelas y acciones de lucha, levantando un mandato claro de relanzar el plan de lucha hasta conseguir nuestras demandas.


 


Una bandera frente a las reformas


 


Con este paro y en la asamblea posterior, el activismo se pronunció contra el plan de reformas en carpeta: en primer lugar la laboral y educativa, como así también la previsional que plantea subir la edad de las mujeres a 65 años, que en un gremio mayoritariamente femenino prendió la luz de alerta.


 


En materia educativa, la reforma planteada para el nivel medio (donde se cambiarían nuevamente los contenidos, se remplazaría a los docentes por “facilitadores”, desaparecía 5to año para realizar pasantías truchas en empresas), también fue objeto de denuncia y de convocatoria a organizar su rechazo en las escuelas piloto y más allá de ellas, junto a los estudiantes y comunidad educativa.


 


Una vez más, la docencia porteña hizo sentir su reclamo y unió su lucha a la del conjunto de la clase obrera, contra los despidos, en apoyo a los trabajadores de Pepsico, contra el ajuste, por un salario inicial de 16.000 por cargo, blanqueo salarial- pase de toda las sumas al básico, devolución de los descuentos por día de paro, contra el traspaso del área de idiomas, contra la precarización educativa y el Plan [email protected] y las reformas que impulsa el macrismo.

También te puede interesar:

Con el aval de la conducción de Ctera.
Se fortalece un reagrupamiento antiburocrático en UnTER.
Se realizó una colaboración con kits de útiles escolares frente al Ministerio de Educación de CABA.
Vayamos por los $100.000 de la canasta: todos a la movilización el miércoles 13 en Rosario.
La gobernadora Carreras y el Consejo Provincial de Educación las convalidan.