31/05/2007 | 994

Aerosoles Argentinos: Castigo a los responsables

El 16 de mayo se cumplió una semana del “Cromañón” de La Matanza, la explosión de la fábrica “Aerosoles Argentinos”, ubicada en el Km 42 de Virrey del Pino. Ese día se hizo un acto recordando a Carmen, Jessica, Margarita, Gastón, Gisela y Esteban (los trabajadores fallecidos en el incendio) y a los heridos.


En la puerta de la fábrica se expresó el dolor de los familiares, víctimas y vecinos de este crimen. Se denunció a los “mafiosos corruptos”, y se reclamó “que alguien se haga responsable de esta tragedia”.


Durante la jornada se hicieron presentes, además de los familiares y vecinos, el Polo Obrero, el Partido Obrero, junto a trabajadores de distintas fábricas de la zona.


Planteamos la necesidad de organizarse para que los responsables paguen por este Cromañón laboral.


Denunciamos la precariedad con que se trabajaba en esta fábrica, la completa inseguridad y la negligencia patronal. Son muchas las fábricas que están en esa misma situación de trabajo en negro y precario y falta de control ambiental. La zona está dominada por los malos olores de las fábricas y talleres instalados clandestinamente.


“No voy a permitir que pongan otras fábricas en las condiciones en que trabajaba mi novia (…) nosotros, en la lucha, tenemos el poder del pueblo”, declaró en el acto Nahuel, cuya novia —Jessica- murió en el incendio.


Los familiares y vecinos han mantenido cortado el kilómetro 42 de la ruta 3 durante varios días pidiendo la cabeza del intendente. Los medios locales están llenos de denuncias de vecinos y trabajadores de otros establecimientos que violan medidas de seguridad y la legislación laboral.


El Partido Obrero plantea la cárcel para todos los responsables de esta masacre previsible. Que se conforme una comisión investigadora independiente encabezada por trabajadores de la planta y vecinos, que establezca las responsabilidades del caso. Que se inicie un juicio político a Espinoza, responsable del Cromañón matancero.


Basta de fábricas y establecimientos que ponen en riesgo a los trabajadores y la población. Abajo el fraude laboral y el empleo en negro. Terminemos con La Matanza como capital del empleo precario.


Convoquemos una gran movilización obrera y popular sobre el Municipio para barrer con todos los responsables.

En esta nota