25/06/2020

AGD UBA va al paro en defensa del salario y los derechos docentes

El próximo 3 de julio
Por Ileana Celotto secretaria general AGD UBA

En su 2° asamblea virtual y con 143 participantes, la Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires (AGD-UBA) resolvió el comienzo de un plan de lucha con un paro de 24 hs el 3/7 contra el avance flexibilizador y precarizador que imponen las autoridades universitarias con la virtualización forzosa y contra el pago del aguinaldo en cuotas dispuesto por el gobierno nacional. También se aprobó participar en una caravana en la semana del 29/6 en defensa del aguinaldo junto a Ademys y a otros gremios de Caba.  La asamblea, que  sesionó a horas de haberse publicado en el Boletín Oficial el decreto que establece el pago en cuotas de los aguinaldos de trabajadores nacionales que superen en bruto los $ 40mil, resolvió convocar a sumarse al paro a los distintos gremios afectados.


La resolución de parar viene madurando desde la primera asamblea, el 26/5, donde se resolvió lanzar una campaña por la constitución de un comité paritario en la UBA, integrado por representaciones de los trabajadores y de estudiantes. Una necesidad frente al intento de imponer una virtualización forzosa que lleva a  avances en la flexibilidad y precarización de la docencia dejando a miles de estudiantes fuera del sistema.  En la UBA, además, se reproducen situaciones de docentes que aún no tienen salario o designación o a quienes se las renuevan mensualmente.


En la asamblea de mayo, ratificando que la crisis no la tenemos que pagar los trabajadores,  ya habíamos aprobado un pliego de defensa de nuestros derechos conveniados que, tras considerar la situación excepcional por la que atravesamos por el avance de la pandemia, establece un conjunto de pautas defendiendo la no obligatoriedad del trabajo remoto para los docentes y estableciendo el respeto a los derechos de estudiantes. Entre sus exigencias, además, están el derecho a las licencias y dispensas otorgadas por DNU y por el Ministerio de Trabajo para los grupos de riesgo y cuidadores de niños y ancianos; la exigencia de respeto a la carga horaria y al horario de trabajo de acuerdo al cargo por el que se está designado; la responsabilidad de las autoridades de los costos que demande al docente la atención remota y el derecho a la desconexión y descanso de acuerdo a lo establecido en el convenio colectivo de trabajo. De conjunto, este pliego fue integrado -al igual que los aportes de otros sindicatos de la federación- al que presentó Conadu Histórica  en la reunión paritaria nacional convocada por la Secretaría de Políticas Universitarias (Ministerio de Educación).


Una nueva traición


Siendo similar la situación en la mayoría de las universidades nacionales, el conjunto de las federaciones acordó una propuesta unitaria para presentar a las autoridades ministeriales. El pliego integraba el conjunto de los puntos presentados anteriormente por Conadu Histórica. Sin embargo, y a horas de enviado el  mail con la propuesta avalada por todas las federaciones, Fedun en primer lugar, luego Conadu y por último Fagdut, Ctera y UDA, retiraron su firma. Quedaron así con las manos libres para acordar y firmar la propuesta del gobierno que desconoce el derecho a las licencias y dispensas, a la optatividad del trabajo remoto, al recargo de trabajo que el mismo demanda, a la libertad de cátedra, al pago del costo de insumos y herramientas virtuales que demanda  la tarea al docente  y que, además, deja en manos de un consejo asesor –con representación mayoritaria de autoridades del Ministerio y rectores- la resolución de las condiciones de una eventual vuelta a la presencialidad. Sólo la Conadu Histórica rechazó firmar, manteniendo el pliego presentado.


En un momento en que el conjunto de la burguesía intenta avanzar en la reforma laboral, montada en la pandemia y a través del teletrabajo, todas las federaciones, salvo la Conadu H, pusieron el gancho en un acta paritaria que certifica el avance flexibilizador y precarizador sobre la docencia universitaria. Una nueva traición que se suma a la entrega de la mayor huelga universitaria en más de 20 años y a la aceptación del desconocimiento de la cláusula gatillo. Una muestra más de lo indispensable de tener organizaciones obreras independientes que no entreguen derechos de trabajadores y  le hagan el trabajo a patronales ni rectores. ¿Cuánto tardarán en  entregar ahora el aguinaldo?


Para que la crisis no la paguemos los trabajadores


Como parte de los debates que llevaron a la asamblea a ratificar por unanimidad el pliego de AGD UBA y de Conadu Histórica en defensa de los derechos de la docencia universitaria y preuniversitaria frente a una  virtualización forzosa – y la consiguiente denuncia y rechazo al acta firmada por las burocracias sindicales- la asamblea también fijó posición frente a los grandes temas que hoy se discuten en el país y que son determinantes para la situación de la clase obrera. Ubicándonos como parte de los jubilados que luchan contra el ajuste se ratificó la defensa del  82% móvil, la denuncia de la prórroga de la suspensión de la movilidad jubilatoria y la urgencia de un aumento inmediato para todos los jubilados.


La asamblea, que a sus comienzos había votado por unanimidad la presidencia honoraria para todos los trabajadores de salud fallecidos, muchos de ellos luchadores en defensa de sus derechos, también ratificó que la crisis no la tenemos que pagar los trabajadores, por eso el planteo de no pago de la deuda, su investigación y el apoyo al proyecto de ley que grava progresivamente a las grandes rentas y fortunas presentado por el Frente de Izquierda Unidad -único proyecto presentado en el recinto parlamentario que aborda la problemática, y cuyo articulado plantea utilizar esos fondos para defender las condiciones de vida de los trabajadores frente a las consecuencias de la crisis y la pandemia.


Asimismo, respecto al vaciamiento de la  empresa Vicentin, la asamblea resolvió por mayoría de los votos y luego de un amplio intercambio, apoyar la expropiación sin pago ni indemnización a los vaciadores, por un Vicentin bajo control y gestión de los trabajadores y por la apertura e investigación de los libros contables y financieros de todo el grupo. Soberanía alimentaria contra el modelo del agronegocio.


A organizar ahora un gran paro el 3


La tarea ahora es impulsar esta primera medida de lucha. Por eso AGD llevará la propuesta  al plenario de secretarios generales del 26/6 para que de conjunto se sume nuestra federación. Pero también serán claves los próximos días  para desarrollar una intensa campaña convocando a todos los trabajadores que defiendan la integridad del aguinaldo para que se sumen al paro. Desde AGD UBA convocaremos a los distintos sindicatos, seccionales, cuerpos de delegados y juntas internas que estén afectadas por esta resolución gubernamental para lograr un gran paro el 3, en defensa del aguinaldo, para que la crisis no la paguemos los trabajadores.




 

También te puede interesar:

Por un plan de lucha por el salario y las condiciones de trabajo.
Este viernes 4, a las 18 h, para organizar la lucha por los derechos laborales y la educación superior.
Cada instancia que se habilita para evaluar excluye a una parte de los estudiantes.
El Ministerio produjo el instrumento que regula los protocolos para llevar adelante un examen de manera remota, sin garantías de conexión gratuita.