12/03/1998 | 576

Agitación docente, triunfo minero en el Turbio y otro de los desocupados en Las Heras

Por Miguel

Río Turbio está convulsionada por el conflicto constante entre los mineros y la empresa YCRT. Ahora, encabezados por el gremio de supervisores, realiza­ron un paro contra descuentos salaria­les, que terminó en un triunfo. La patro­nal, en una actitud provocadora amena­zó con volver a despedir a los compañe­ros reincorporados por contrato en di­ciembre, demora el pago adicional por interior de mina y sigue lucrando con el subsidio estatal. La estrategia de ATE planteando el aumento de la producción en el cuadro de la concesión ha fracasa­do por completo.


Ante el anuncio de la aplicación de la EGBE3 (7° grado) a partir de este año y la exigencia de que los docentes de me­dia opten por un sistema laboral distin­to al orden de mérito previsto en el Estatuto del Docente, se convocaron asambleas de urgencia en varias locali­dades que, por primera vez en mucho tiempo, votaron mociones de paro.


El gobierno tuvo que salir a asegurar que la estabilidad laboral estaba garan­tizada, y se vio obligado a poner por escrito la nueva normativa. Como la misma pasa por encima de leyes y decre­tos que aseguran derechos docentes, se impugnó la resolución y todo este debate ganó diariamente los medios de prensa. Hasta los directivos de cada nivel plan­tearon la defensa de las plantas funcio­nales y exigieron la presencia del Presi­dente del Consejo de Educación en per­sona. El viernes 20 de febrero, unos 80 maestros de primaria se movilizaron a la escuela donde directivos y autorida­des estaban reunidos, exigiendo garan­tías legales para su situación laboral, y horas más tarde se reunían en asam­bleas en ADOSAC.


El sábado 21 se hizo el Congreso Provincial de ADOSAC. Varias filiales pequeñas traían mandato de paro por tiempo indeterminado. Caleta propuso paros escalonados y Río Gallegos tam­bién tenía mandato de paro. El Congre­so votó realizar un paro a partir del inicio de clases, preparado con moviliza­ciones. Existe una fuerte recomposición en el gremio, que se deberá consolidar con la elección de delegados y la prepa­ración de la medida de fuerza.


En Las Heras, localidad eje de la explotación petrolera con una desocupa­ción generalizada, se logró reincorporar a un grupo de trabajadores de Servicios Públicos que había sido despedido de la municipalidad. Estos compañeros ha­brían sido incorporados al plantel muni­cipal después de los cortes de ruta del año pasado. Ahora lograron su objetivo tras varias horas de cortar calles que­mando neumáticos. Como el problema es recurrente en toda la zona norte pro­vincial, está planeado la coordinación de las comisiones de desocupados en esa región petrolera.

En esta nota

También te puede interesar: