04/02/1999 | 616

Alpargatas, organicemos la lucha por el reparto de las horas de trabajo

Por DB

Durante todo el año pasado, los 800 trabajadores de Alpargatas (Tejidos ASrgentinos, Calzados Argentinos) sufrieron todo tipo de atropellos, suspensiones y despidos. El 17 de diciembre, el turno tarde inició un paro sorpresivo ante el anuncio de que recién en enero se les pagaría el medio aguinaldo. El paro fue calificado ilegal por la patronal. El secretario de la AOT sostuvo que «la empresa tiene razón al calificar de esta manera porque no hubo aviso previo, pero la reacción de los trabajadores fue producto de la bronca… que hace que se pueda llegar a agudizar aún más en los próximos días» (El Ancasti, 19/12/98). La empresa no se quedó allí sino que adelantó las vacaciones a partir del 21 de diciembre, sin pagarlas, y propuso un plan de pago del medio aguinaldo y las vacaciones en cuotas. Inmediatamente después de las vacaciones, la empresa procedió a suspender una semana a todo el personal. El viernes 29, la empresa procedería al pago de otra cuota de las deudas salariales. Los trabajadores destacaron que la empresa cambió la modalidad de pago, ahora lo hace afuera de la fábrica (antes se pagaba dentro de la planta), porque tiene temor de que una vez adentro se decida alguna medida de fuerza. Aparte denunciaron la instalación de cámara de TV en la puerta para detectar cualquier reacción de los trabajadores. La burocracia de la AOT ha destacado que la empresa de conjunto tiene un quebranto que supera los 650 millones de dólares, que hay negociación con diversos pulpos, que la empresa no va a cerrar, pero que no hay que entrar en el juego de las provocaciones porque ello le permitiría a la patronal despedir a 100 trabajadores. La burocracia mete miedo para mantener desorganizados y paralizados a los trabajadores, dejando que éstos sean pasto de todas las maniobras de la patronal. Está planteada la convocatoria de una asamblea general y allí decidir un plan de lucha para imponer el pago de las deudas, el reparto de las horas de trabajo que contemple el reintegro de los despedidos en los últimos años. En función de esta tarea se plantea la organización del activismo.


 

En esta nota

También te puede interesar: