22/04/2020

Apriete Larretista: «El que no llama se va»

El Gobierno de la Ciudad obliga a empleados municipales a costear las llamadas a adultos mayores.

Se filtró un audio de Nicolás Rosenfeld, director general de Crédito Público del Gobierno de la Ciudad, en el cual se obliga a los trabajadores de la dependencia a realizar llamados a adultos de 70 y costear los mismos con su salario.


El funcionario aduce que no han hecho nada estos días por lo tanto tienen que llamar con sus teléfonos y financiarlo con su sueldo. Incluso plantea que "no importa si son contratados o de planta". Sobre esto es explícito "la alternativa es reducción de sueldo o más drástica" y hacia el final del audio plantea "el que no llama se va". Reafirma "el que no se compromete con esta misión va a irse de la oficina".



 

Asistimos a un operativo de fuertes presiones patronales por parte de los funcionarios del gobierno porteño. Cómo ya denunciamos sobre las tareas de los trabajadores contratados de la línea 144 y despedidos del teatro Colón, el Gobierno de la Ciudad apunta directamente a los trabajadores. Los chantajea con el planteo de que han bajado su productividad y por lo tanto no destinarán recursos a gente que no trabaja.


La contracara es que el gobierno de Larreta, en la última semana, viene de dos causas de corrupción que hicieron que renuncien dos funcionarios. Estás vinculadas a sobreprecios en compra de barbijos y la contratación de un hotel a una familiar del Jefe de Gobierno. En ambos casos no escatimaron recursos económicos sino que todo lo contrario, pero a los empleados de la Municipalidad los obligan a pagar las llamadas. Se ve la doble vara del Ejecutivo porteño.


Los trabajadores de la dependencia reclaman que no fueron capacitados para esta tarea. A su vez, no pueden cargar con el costo teniendo en cuenta los magros salarios que tienen la mayoría de los municipales.


La campaña de voluntariado de Larreta es una farsa. Pretenden que funcione presionando y amenazando a los trabajadores.