28/05/2020

Armando Cavalieri impulsa la reforma laboral

El burócrata del sindicato de empleados de comercio es insalubre.

En una entrevista radial del programa “Toma y Daca” de AM750-el sábado pasado- el titular del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) y la Faecyt, Armando Cavalieri (84), salió abiertamente a plantear la necesidad de discutir en la Argentina la “reforma laboral”.


Cavalieri va más lejos aún, porque coloca el problema como parte de las “negociaciones con la deuda externa”, “para traer inversiones”, “para dar seguridad jurídica”, “qué costo laboral necesitan los empresarios para invertir”. Cavalieri coloca la reforma laboral sin pruritos como parte de las “reformas estructurales” que “den seguridad jurídica” a un nuevo ciclo de endeudamiento que él ve como necesario.


El titular del gremio con más afiliados del país adelanta que tenemos que “sentarnos a negociar y alguien tiene que ceder” (los trabajadores). Plantea la entrega de todos los trabajadores bajo convenio en nombre de un “acuerdo social contra la pobreza”; argumenta para ello la situación de los millones de trabajadores “excluidos” pero lo que plantea implica la “universalización” de la pobreza al colocar a todo trabajador efectivo con un salario de hambre


Cavalieri es un puntal del gobierno. Fue el primer gremio que implementó el acuerdo de la UIA, la CGT y el gobierno, recortando los salarios con la Came. Fue premiado con el pago de salarios del sindicato con los fondos de la Anses de los subsidios ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción). El gerente general de la Anses, Miguel Ángel De Virgiliis, era el histórico abogado de Cavalieri.


Cavalieri está en campaña en apoyo al titular del Ministerio de Trabajo, Claudio Moroni, cuestionado por sectores sindicales afines al kirchnerismo que impulsan su reemplazo por Hector Recalde luego del escándalo generado al subsidiar salarios de la gerencia de Clarín y Techint. Moroni es un ministro de la UIA y los “gordos” contra los trabajadores.


Covid-19: “casos no muchos, pero hemos tenido casos”


Frente a la pregunta sobre el coronavirus el titular de comercio actúo como un encubridor patronal. Solo en el área metropolitana (Amba) hay 70 casos confirmados de trabajadores de supermercados donde hay un frente único del sindicato y la patronal contra los trabajadores y la población.


Frente a las denuncias de los trabajadores de los supermercados por la clara exposición a la que están expuestos, el sindicato aprieta a delegados y activistas en nombre de la “esencialidad” decretada por Alberto Fernández y cualquier asamblea o reclamo daría lugar a acciones penales. En la sucursal de Coto de Retiro, el delegado que denunció el accionar patronal fue agredido por una patota, método recurrente en el gremio contra los delegados independientes. 


El sindicato actúa como “guardaespaldas” de las patronales en vez de denunciar el “modus operandi” de estas, que no cierran y desinfectan todos los locales que presentan casos, que no aíslan al personal sino lo rotan, que no realizan el hisopado masivo de todos los trabajadores, que no informan al público que cierra la sucursal por casos positivos, etc., etc. Este accionar criminal de las  patronales en complicidad con el sindicato está provocando que haya nuevos casos en las sucursales que ya tuvieron otros en las semanas previas-como ha sucedido esta semana con establecimientos de Coto, Disco y Carrefour. En comercio ya hay un pacto social “insalubre” contra todos los trabajadores.


¿Y la paritaria… y Candela y la moto?


Cavalieri anuncia que hay que ceder ante el reclamo patronal, en el momento que tiene que reabrirse la paritaria, cosa que no reclama. Hizo una antiparitaria con la Came: un -25% a favor de la patronal (+ 50% de la Anses). Del salario no habla Cavalieri, cosa que sí sucede en los supermercados y call centers hiperexplotados por la patronal en esta cuarentena. En todo el país se han realizado paros parciales en reclamo de un bono de 20 mil pesos. Mientras el sindicato firmó por 5.000 pesos, que esta semana se extendió a los maxiconsumos luego de todo un proceso de paros.



 


También en estos días el Indec publicó la cifra que muestra el incremento de facturación de los supermercados en marzo: 70% de variación con solo 10 días de cuarentena en ese mes. Los 5.000 que firmó la Faecyt son una migaja frente a la concentración del comercio que produjo la cuarentena.


 


La Naranja de Comercio plantea: abajo el pacto UIA-CGT-Cavalieri-Gobierno, bono de $20 mil para todos los trabajadores de comercio, 6 horas por insalubridad en supermercados y call centers, testeos masivos del personal en contacto con el público, por comisiones electas en asamblea para garantizar la implementación de protocolos frente al Covid-19. Abajo la reforma laboral, que la crisis la paguen los capitalistas.



Contactate con La Naranja de Comercio 




 

También te puede interesar:

El secretario general de Agec, Pablo Chacón, pacta con las patronales. Es necesario organizar los lugares de trabajo.
Romina Del Plá y Patricia Jure exigen que comparezcan Guillermo Nielsen y Norberto Bruno, respectivamente.