06/08/2018

Artistas y músicos asestaron un golpe a Rodríguez Larreta

La masiva movilización de miles de artistas callejeros ha hecho retroceder al gobierno. Daniel Presti, presidente de la comisión de Justicia, anunció el 31 de Julio que “queda expresado literalmente que las manifestaciones artístico culturales a la gorra no constituyen contravención”.



Las enormes movilizaciones del 3 y 10 de julio marcaron el camino para derrotar esta reforma al código contravencional que acentuaba la persecusión a los realizaran “ruidos molestos” en la vía pública, dando poder absoluto a la policía, para confiscar instrumentos, multar, reprimir y detener a su antojo a artistas callejeros.



Este paso adelante plantea varias reflexiones y enseñanzas, la primera y clave es que la movilización fue el factor central que quebró al gobierno de Larreta. La segunda es que abre la posibilidad de cristalizar estas movilizaciones en una organización unitaria que coordine a artistas y trabajadores de la cultura para luchar contra el ajuste que en el área del arte y la cultura sufrimos por parte del gobierno macrista y sus aliados.



Tampoco podemos obviar que la premura con que el gobierno cedió fue ante el temor que la movilización de artistas se expandiera y se uniera con otros sectores de trabajadores de la calle, como los docentes por sus paritarias, terciarios que luchan contra la Unicaba y los trabajadores de la salud contra el 5×1 en los hospitales.



Pero su gran miedo era que la movilización creciente de artistas, en unidad con los demás sectores afectados, les impidiera avanzar con el resto de la reforma al Código Contravencional. Efectivamente el gobierno pretende aprobar todas las modificaciones que atacan a los trabajadores de la calle para regimentar aún más la utilización del espacio público, dando poder absoluto de acción a las fuerzas de seguridad para reprimir, apresar y luego encarcelar a quien se movilice o reclame en las calles porteñas. Endureciendo también las penas, multas y duración del arresto carcelario.



Esta regimentación porteña no es casual, convive con la militarización nacional que decreta el macrismo, ambos gobiernos la necesitan para reprimir las protestas a un régimen social que descarga un ajuste brutal sobre los trabajadores.



Hemos visto con estupor e indignación que el gobierno porteño ha recibido como interlocutores del reclamo de músicos y artistas callejeros, a diversas organizaciones que se arrogaron la representatividad de los miles que se movilizaron. A la reunión concurrió la cámara empresarial de música en vivo, diversas organizaciones de artistas callejeros y el SADEM (Sindicato de Músicos), que se apresuraron a en ser funcionales a las necesidades del gobierno en desactivar cualquier nueva protesta que pudiera confluir con otros sectores en lucha.



A la cabeza del boicot a esta unidad en la calle de artistas y trabajadores de la calle contra todas las reformas al código contravencional, en complicidad con Larreta, estuvo el Sindicato de músicos (SADEM) Nuevamente no fue un factor de organización y movilización, como lo expresaban en su comunicado del 1 de Julio, (recordemos que ya estaba convocada la gran movilización del 3 de Julio), donde no solo no mencionaba palabra MOVILIZACION, sino que ponía a la negociación en sí misma como única acción y reivindicaba la unidad con los empresarios: “Ante la urgencia y gravedad del tema, dirigimos nuestras gestiones ante funcionarios del poder ejecutivo, legisladores de todos los bloques y sus asesores. Coordinamos la unidad en la acción con otros sectores también perjudicados por la norma, como sindicatos, cámaras empresarias y organizaciones que representan a los músicos callejeros.”



Se acercan semanas de definición, en la sesión de la Comisión de Justicia del Martes 14 de Agosto se votaría la propuesta de proyecto, y en caso de aprobarse se presentaría en la sesión legislativa del Jueves 16 de Agosto para la votación final. Es necesario preparar una gran movilización el 14 para frenar al Código represivo de Larreta.



Necesitamos organizaciones de artistas y trabajadores de la cultura que sean la expresión de estas movilizaciones, independientes del estado y empresarios, que definan una plataforma de reclamos y debatan un plan de acción para obtenerlos.



Músicos Organizados convoca un Encuentro de Artistas y Trabajadores el día 11 de Agosto de para intercambiar experiencias y propuestas para organizarnos y enfrentar el brutal ajuste del gobierno, el FMI y los gobernadores en el área artística y cultural.

Organicemos la lucha por nuestros derechos laborales y artísticos.



Encuentro de músicos, artistas callejeros y trabajadores de la cultura



Sábado 11 de Agosto, 15 hs en Carlos Calvo 2721 (SUTNA)