28/10/2020
Jubilados

Asamblea de jubilados resuelve un plan de acción contra el ajuste

Convocada por el Plenario de Trabajadores Jubilados se abordaron distintas resoluciones y una jornada de lucha nacional para el 4 de noviembre.

Con la presencia de casi 60 compañeros de todo el país se desarrolló este viernes 23 la primera asamblea abierta del Plenario de Trabajadores Jubilados (PTJ). Compañeras y compañeros de Santa Cruz, Neuquén, CABA, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, Misiones, participaron de la actividad, lo que habla por si mismas no solo de una gran representatividad, sino de un rápido desarrollo desde el lanzamiento de la campaña con el folleto “Los jubilados sostienen al Estado y no al revés”.

La compañera Nora Biaggio abrió la asamblea con un informe, en el que pasó revista al dramático cuadro de situación de los adultos mayores, victimas del severo ajuste que nos impone el gobierno de Alberto Fernández con las políticas directamente dictadas por el FMI, suspensión de la movilidad jubilatoria y aumentos por decreto que constituyen graves quitas en los haberes. Adultos mayores que mueren como moscas en geriátricos. Colas desesperadas para cobrar magros haberes. Obligados a asistir a comedores populares. Son postales de este drama social.

Nora destacó que nuestra política consistió en proponernos poner en pie un movimiento de lucha de las y los jubilados con el método del frente único y la premisa de la independencia política de los trabajadores, que se concretó en el reagrupamiento de una importante cantidad de organizaciones en lucha en el país, y que tuvo su concreción en la gran jornada nacional del 23 de septiembre, que ahora marcha a una nueva jornada para el 4 de noviembre.

Posteriormente, el compañero Diamonte explicó detalladamente que con la sanción de la “nueva” formula de movilidad el gobierno se propone llanamente arrasar con los derechos previsionales de jubilados y futuros jubilados, hundir aun mas los haberes y aplanar la pirámide hasta culminar en transformar el haber jubilatorio en una pensión a la vejez, que ya existe en la actual legislación como Pensión Universal para el Adulto Mayor (Puam). La Puam es percibida ya por 200.000 adultos mayores que no pudieron completar los años de aportes que exige la ley, recibiendo solo del 80% del haber mínimo, sin derechos previsionales. Como el tratamiento en el Congreso de este proyecto es inminente, el tema adquiriera gran centralidad y tiene que ser un eje central de nuestra lucha por impedir su sanción.

Posteriormente intervinieron muchas y muchos compañeros con aportes a los informes, donde cabe destacar aquellos informes sobre el importante y rápido desarrollo de nuestra agrupación en provincias como Santa Fe y Entre Ríos, por ejemplo.

n el debate se planteo como romper el corsé de la burocracia, como vincular nuestra lucha a la del movimiento obrero y viceversa. Así como retomar nuestra agitación callejera sin dejar de considerar el gravísimo tema del Covid-19, que en particular nos golpea. La importancia de sacar en forma urgente nuestro propio boletín en sus formas impresa y digital y en fundamentalmente, con todo este arsenal, desenvolver el planteo de llevar adelante un plan de lucha por nuestras reivindicaciones, que empalme con el conjunto del movimiento obrero y las causas populares, como por ejemplo la de las familias de Guernica.

Las resoluciones fueron las siguientes:

Garantizar una gran jornada nacional de lucha el 4 de noviembre con la modalidad que en cada caso sea posible implementar.

Colocar en el centro de nuestra lucha la no sanción de la nueva fórmula de movilidad.

Realizar asambleas provinciales y regionales del PTJ.

Retomar nuestra agitación callejera con un volante de salida inmediata.

Concretar la salida de nuestro primer boletín.

En esta nota

También te puede interesar:

El 26 y el 11, jornadas nacionales de lucha. 15h en el Congreso de la Nación.
Declaración del Frente de Izquierda Unidad.
Para defender los haberes y enfrentar las reformas regresivas de los gobiernos.
Ante la falta de una ambulancia, un hombre de 96 años debió ser trasladado por un vecino.
Incluso con el nuevo aumento quedará por debajo de la canasta de indigencia calculada en $ 20.740.