30/11/2017 | 1484

Asambleas en Unilever

Las comisiones internas de las plantas de Knorr y Hellmann's, recientemente refrendadas por la mayoría de los trabajadores, han impulsado asambleas de planta, al finalizar la semana, para explicar el alcance de la reforma laboral.


Las seis asambleas de los tres turnos debatieron el pacto entre Macri y la CGT, los detalles técnicos de la reforma y la necesidad de que los trabajadores respondan de manera contundente, abriéndose un camino opuesto al de la burocracia sindical.



La posición de los trabajadores fue votada unánimemente: hay que rechazar la reforma laboral y movilizar el 6 de diciembre en la movilización impulsada por el Sutna y el sindicalismo combativo.

Los trabajadores abren un camino bien opuesto al que ha trazado la directiva del sindicato de la Alimentación, encabezada por Daer, que hizo un plenario para desviar la lucha al Parlamento, echándole la culpa al pueblo por haber votado a Cambiemos; y que es parte orgánica de la CGT que ya pactó la reforma con Triaca y Macri.

También te puede interesar:

El brutal proyecto de Juntos por el Cambio para suprimirlas.
A pesar del repudio expresado en las urnas, la burocracia sindical respaldó al presidente.
Sobre las declaraciones de Martín Tetaz y Rodríguez Larreta por mayores libertades para “contratar y despedir”, y la respuesta del ministro Moroni.
A pesar del desplante oficial al acto de la Unión Industrial, unos y otros matizaron las diferencias.
Es parte de la orientación de todo un régimen que brega por el acuerdo con el FMI.