21/01/2020

Astillero Río Santiago: una asunción con mucho ruido y pocas nueces

La llegada de Ariel Basteiro como presidente de la empresa estatal

A comienzos de enero asumió la presidencia del Astillero Río Santiago (ARS) el dirigente de la CTA de Yasky y del Frente Grande, Ariel Basteiro. De dilatada trayectoria dentro de la CTA y en el Partido Socialista, brindó su apoyo al gobierno de la Alianza de Fernando De la Rúa para luego ser director de Aerolineas Argentinas primero y embajador en Bolivia después ya en tiempos del kirchnerismo.


Como es de rigor, en el acto de asunción se batió el parche de la reactivación del Astillero y de mejoras a sus trabajadores sin que hasta la fecha se sepa en qué consistirían estas medidas.


La depreciación del salario de los trabajadores del Astillero es enorme porque durante 2019 se llegó a un 26,5% firmado por ATE Ensenada en un cuadro inflacionario del 53,8%, razón por la cual varias asambleas de sector realizadas a fines del mandato de Vidal se pronunciaron por la reapertura de la paritaria. Se suma a este punto vital el reclamo por la devolución del premio por eficiencia cercenado por la gestión anterior, el pase a planta de los becados, los insumos necesarios para la terminación de los buques petroleros para Venezuela y un plan más general de reactivación del Astillero. Se ha hablado en estos días de que el Astillero podría participar en el desarrollo de obras públicas, pero lo cierto es que el gobierno nacional acaba de anunciar un recorte en ese rubro.


Un punto en común de las deliberaciones de las asambleas sectoriales fue la necesidad de convocatoria a asamblea general para darle un curso de acción a los reclamos, sin que esto fuera posible por la negativa de la conducción de ATE a propiciar acción alguna.


Basteiro tomó posesión del cargo con bombos y platillos en un acto con la presencia del ministro de Producción de la provincia, Augusto Costa; el intendente de Ensenada Mario Secco, y el de Berisso, Fabian Cagliardi; y por supuesto toda la directiva de ATE Ensenada encabezada por “Pancho Banegas”, junto a Oscar de Isasi y “Cachorro” Godoy, de ATE Provincia y Nación respectivamente. 


En esos momentos se encontraba trabada en la Legislatura la Ley Fiscal de Axel Kicillof (un verdadero impuestazo cotra los trabajadores y el pueblo bonaerense) y Banegas no dudó en manifestar su alineamiento político con la gobernación amenazando en su alocución con una movilización de los trabajadores del ARS para lograr su sanción. Esta orientación de apoyo no es exclusiva de Banegas sino que es compartida tanto por De Isasi como por Godoy, integrados plenamente al Pacto Social junto a todas las burocracias sindicales.


Se impone en esta nueva etapa, en que aún el gobierno provincial no anuncia siquiera el pago del bono de 4000 pesos a los estatales provinciales (y que, de ser con los mismos topes que en Nación, dejaría fuera de su cobro a gran parte de los trabajadores del Astillero), desarrollar una amplia deliberación a través de las asambleas de sector para votar un pliego de reivindicaciones, empezando por la urgente reapertura de la paritaria y por supuesto todos los reclamos pendientes. En un cuadro de recesión económica, la defensa del salario y la lucha por la reactivación plena del Astillero es una tarea central de los trabajadores.


Los trabajadores del Astillero y su lucha derrotaron en su momento el intento de Vidal y Macri de producir despidos y comenzar el desmantelamiento del ARS, en una gesta que fue un faro incluso para todos los trabajadores de la región.

También te puede interesar:

Fue elaborado junto a los trabajadores del sanatorio.
Facundo está desaparecido hace 107 días. Fue la Bonaerense.
Se trata de cientos de familias que protagonizan una ocupación de tierras en el distrito.
Es necesario profundizar la lucha y la organización por todos los reclamos
El cúmulo de pruebas y el accionar de la Justicia coloca la responsabilidad en el Estado.