16/01/1997 | 526

ATE debe pegar un viraje

El Malbrán fue ocupado por sus trabajadores.


El Inti también salió a la lucha. Se realizaron paros y marchas la semana pasada contra el despido de casi 50 compañeros.


Los trabajadores del Conicet salieron a la huelga por tiempo indeterminado porque no les pagan sus salarios. También han parado por idéntico motivo los trabajadores del Ministerio de Trabajo. Continúan los plenarios de trabajadores del Pami contra el operativo desguace que Menem está preparando. El Inta también se movilizó contra los despidos.


Hay luchas entre los estatales, no cabe duda. Pero no hay una lucha.


Y eso es lo que aprovecha el gobierno para dejar en la calle a 10.000 estatales más, con su llamada ‘Reforma del Estado II’, que ‘consensuó’ con el Banco Mundial. Ahora se ha comprometido con el FMI a profundizar el‘ajuste’, es decir, a seguir despidiendo, rebajar salarios, eliminar conquistas para… garantizar que seguirá pagando la deuda externa.


Frente a ello, ¿no es hora de que ATE organice un plan de lucha nacional?


Ocupando todas las reparticiones, decretando un paro general de los estatales, convocando a un Congreso de Bases de todos los estatales, sea cual sea su gremio de origen, para organizar la resistencia.


En lugar de ello, ATE está juntando firmas para reclamar al Congreso Nacional que declare la ‘emergencia ocupacional’. ¡Esto es entretener al activismo! ATE también se dedica a convocar a ‘multisectoriales comunitarias’ con el Frepaso, las Pymes y la Iglesia, que sirven como propaganda electoralera de la burguesía opositora, pero no como un canal para potenciar las luchas de los trabajadores.


Se puede derrotar la ‘reforma II’ y su ‘Fondo de Reconversión Laboral’. Se puede impedir el desmantelamiento del Pami y del Malbrán, del Inti y del Inta, del Senareso y de las demás reparticiones.


Para eso hace falta un viraje.

También te puede interesar:

Un repaso de las medidas económicas lanzadas luego de las Paso.
Extraordinario incremento de la explotación de la fuerza de trabajo.
Su prevención es posible con concientización y presupuesto.
Según los datos de septiembre publicados por la Oficina de Presupuesto del Congreso.
La clase capitalista considera insuficientes los beneficios proyectados en la absorción de los planes sociales.