21/10/2015 | 1386

ATE: la Junta Electoral entregó los resultados


Luego de pasar cinco semanas sin publicar los resultados oficiales, la Junta Electoral de ATE dio a conocer los números de la elección nacional. Según estos registros, la Lista Verde habría obtenido 62.898 votos (47,4 por ciento); la Verde-Blanca, 48.577 (36,6); la Bermellón, 8.214 (6,2); la Naranja-Lila, del MST, 879 (0,6); la Roja-Gris, del MAS-PCO, 796 (0,6) y hubo 10.623 votos en blanco (8). La proporción de votantes en relación al padrón habría sido del 52 por ciento.


La Verde-Blanca K no ha reconocido estos guarismos y su plana mayor, con Depetri a la cabeza, se reunió el 17 de septiembre con Tomada. Allí presentaron impugnaciones al padrón y denunciaron irregularidades en la fiscalización de 300 urnas de la provincia de Buenos Aires. El Ministerio de Trabajo no ha sacado hasta el momento ningún dictamen al respecto.


Las manipulaciones en el padrón con afiliados que aportan solo un peso, la falta de boletas y el inflado de los resultados fueron rasgos distintivos en el accionar de las dos verdes, lo que reduce en términos absolutos y relativos los votos de la Bermellón. En provincias enteras donde no pudimos fiscalizar como Santiago del Estero, La Rioja, Formosa, San Luis o Tucumán, los votos para la oposición de izquierda son nulos (o prácticamente nulos). Las votaciones del 84 por ciento del padrón en Chaco, del 87 por ciento en Monte o del 81 en Villarino (con todos votos verdes en los dos casos), son sólo algunos ejemplos de cómo se inflaron los resultados.


Dejando de lado estas maniobras fraudulentas, a nivel político los resultados exhiben el brutal proceso de cooptación política de gran parte de la conducción de la Verde por parte del kirchnerismo, mostrando un degennarismo acorralado luego del fracaso electoral del Frente Popular en las Paso, la fractura de la CTA y el avance del clasismo en los sindicatos de la CTA-A (Ademys y Conadu Histórica). Los K pasaron de no presentar lista nacional en 2011 a sacar el 36 por ciento y dirigir ocho provincias. A futuro, está por verse la consistencia de este armado, en función de las crisis entre el sciolismo y cristinismo.


El otro elemento a destacar es el gran crecimiento de la Bermellón, que con la unidad de las principales agrupaciones antiburocráticas duplicó sus votos a nivel nacional, ganó por amplio margen la provincia de Mendoza, seis de sus ocho seccionales, y retuvo las dos históricas seccionales opositoras de la provincia de Buenos Aires.


El importante caudal de votos en blanco se explica por la brutal descomposición de la Verde en listas provinciales que no fueron pegadas a ninguna nacional. El caso más emblemático fue el de la Ciudad de Buenos Aires, donde el michelismo fue con lista corta y votó en blanco a nivel nacional.


Perspectivas


Los candidatos del ajuste tienen en su agenda la reducción del gasto público y un ajuste fiscal, por lo que vendrán con los tapones de punta contra los docentes y estatales. Pero las conducciones de ATE y de la CTA-A en lugar de ponerse a la cabeza de la organización de la lucha para enfrentarlo, han salido a buscar un «huequito» en el sistema mediante un ciclo de charlas con los candidatos presidenciales. Bajo la tapadera de presentar siete puntos reivindicativos, fueron a mendigar un lugar en un futuro «pacto social», planteando que no están en contra …siempre y cuando ellos sean convocados.


Pablo Micheli salió del encuentro con Scioli esperanzado con «que se termine la política de sólo escuchar a los amigos». En el encuentro con Macri se guardaron muy bien de denunciar la sistemática política persecución gremial a los municipales de ATE. Lamentablemente, Del Caño no respondió el pedido de reunión, el que hubiera podido ser utilizado como tribuna para establecer una delimitación política y una denuncia hacia la burocracia, como hizo Altamira en el encuentro con la CATT.


Estas políticas de meloneo con los partidos del sistema fueron las que allanaron el camino para el crecimiento de los K en el gremio. La avance de la Bermellón, encabezada por Tribuna Estatal, refleja la emergencia de una nueva dirección antiburocrática y combativa que será la que salga organizar la lucha contra la profundización del ajuste que plantea el próximo gobierno.

También te puede interesar:

Por una junta independiente para enfrentar el ataque de los gobiernos.
Otro ajuste que dejan pasar ATE y UPCN.
¿Cuál es la disputa entre ATE y Siprosapune?
4 y 6 de noviembre se desarrollará la elección interna de la lista Roja, que dirige la Junta Interna de ATE Garrahan hace años.
Será este miércoles 20 de octubre. Una jornada de lucha contra el avance de la flexibilización y la reforma laboral.