28/07/2021
Trabajdores/as de la educación.

ATEN: el TEP-Celeste tuvo que ceder y pedir las renuncias y convocar al paro y movilización

Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.

En las asambleas del día lunes 26, la conducción del TEP-Celeste del sindicato Aten, tuvo que proponer exigir las renuncias de la ministra de educación, Cristina Storioni y del Subsecretario de Obras Públicas, Roberto Deza y sus funcionarios, como responsables directos de la masacre en la explosión de la escuela de Aguada San Roque.

Esto cuando apenas unos días antes, en el marco de una movilización, el propio secretario general de ATEN consideró que exigir esas renuncias era “inconducente”. Lo cual, obviamente, recibió la rechifla general de gran parte de la movilización.

Y ante la moción impulsada por el conjunto de la oposición de un plan de lucha con paros de 24 horas esta semana y 48 horas las que viene, el TEP-Celeste tuvo que mocionar 24 horas el jueves 29/7 y otras 24 horas el 12/8, para no perder las asambleas, las cuales tuvieron en general baja participación. La moción TEP-Celeste se impuso a escala provincial por 770 votos a 420 de la oposición.

En el plenario de ayer martes 27, el tradicional y extenso informe de apertura del secretario general, fue una breve introducción sin la menor caracterización política sobre el temario con que se convocaron a las asambleas. De esta manera esquivó fijar posición como conducción respecto a la cuestión central: las renuncias, la lucha para conquistar que se hagan efectivas, una estrategia ante el regreso a la presencialidad sin doble dosis, sin inspecciones de las escuelas que garanticen que se cumplen las normas de seguridad e higiene, etc..
Ni hablar que se evitó fijar posición ante la anodina jornada nacional de CTERA.

La escueta intervención del secretario general se limitó a señalar que no puede volver la presencialidad en aquellas escuelas con obras (unas 160), pero ni una palabra sobre exigir la inspección que cumplen con las normas de seguridad e higiene el resto de las 600 escuelas. Lo cual es la forma, adaptada a una provincia donde explotó una escuela hace apenas unos días, de la línea general de los gobiernos nacional, de los Larreta y de los Kicillof, de regresar sin mínimas condiciones y si es posible a pleno (sin burbujas) a las aulas.

Este era un aspecto central de la moción de la oposición, que no condicionó la presencialidad, pero exigía un cronograma de corto plazo para que el gobierno certifique las condiciones de las escuelas, aplique la segunda dosis a las y los trabajadores de la educación (hoy solo la tienen un 15%) y exigir al ministerio de Salud que sea quien certifique que ya “hay condiciones epidemiológicas y sanitarias” para la presencialidad. Hoy es el TEP-Celeste quien lo afirma. Sin embargo a pesar de que obviaron estos aspectos, estos reclamos surgieron desde la base en varias asambleas y fueron votados, aún allí donde la oposición no pudo presentar su moción.
Lo cual indica una seria preocupación no solo en las escuelas con obras, sino en el conjunto de las escuelas por las condiciones de presencialidad. Reclamos que el TEP-Celeste prefiere ignorar.
Como bien se lo dijo el compañero Lautaro Palma Parodi, secretario adjunto de ATEN Zapala, el carácter “express” que le dieron al plenario, ha sido para pasar lo más rápido posible la habilitación al gobierno de una presencialidad sin la menor exigencia en más de 600 escuelas.

Gran parte de las intervenciones TEP-Celeste se redujeron a la autoproclamación, un síntoma de crisis interna. El cierre del secretario general fue en ese sentido, adornado con chicanas y agresiones verbales contra la oposición.
Nunca pudieron levantar el cargo que les hizo Lautaro que el abogado que ATEN puso como querellante de las familias terminó abrazado políticamente y como candidato del actual intendente del MPN de Neuquén y aspirante a gobernador por ese partido en el 2023.
El TEP-Celeste vive su propio infierno de internas ligadas a las del Frente de Todos, y trata de disimularlo. Se refugia en la autoproclamación.

Vamos con todo al paro para exigir las renuncias de la ministra Storioni y del subsecretario Deza, y de los vocales del gobierno en el CPE.

También te puede interesar:

El 6 de octubre se realizarán las elecciones de vocalías del CPE en UnTER. Vamos con el Frente Docente Antiburocrático.
Impulsamos más de 50 asambleas de comités de apoyo en los barrios.
Lo definió la Multisectorial para el 1º de octubre. Los partidos del régimen, cómplices.
El llamamiento fue sin publicidad previa y arreglada con la dirección del hospital.