02/06/2021

ATEN: por holgada mayoría gana la aceptación de la oferta salarial

La oposición tiene una gran tarea de frente único.

En una provincia donde aún se manifiestan los ecos y las consecuencias de la histórica huelga de Salud, y que de ninguna manera se ha cerrado, el gobierno trasladó lo conquistado por esa huelga al único sector que aún no lo había recibido: el sindicato Aten de las y los trabajadores de la educación.

Aunque tenía con Aten un acuerdo hasta junio, la tendencia ampliamente mayoritaria de las asambleas de hoy fue por la aceptación de ese acuerdo hasta diciembre inclusive, siempre con cuotas por detrás de la inflación, es decir, un reaseguro para el gobierno por lo que resta del año, en un período donde debe enfrentar unas elecciones a las cuales llega muy golpeado y desvalorizado ante la opinión popular. No solo por lo actuado durante la huelga de Salud, sino ante la catástrofe que esta produciendo la pandemia por el mantenimiento de la actividad económica a rajatabla, que hoy se manifiesta en cifras que duplican o triplican los contagios y las muertes del pico del año pasado.

El gobierno “compró” con el aval de las burocracias sindicales una campaña electoral donde pueda concentrarse en cicatrizar las heridas de la interna en el MPN.

En ese sentido, la información brindada hoy por el ministro de Economía de la provincia, Guillermo Pons, en su informe a la Legislatura, aportaron un dato muy significativo. Cuando hace un mes atrás el gobierno tuvo que ceder ante la huelga de Salud, envió un proyecto de ley de endeudamiento por $12.800 millones ante el crecimiento de la masa salarial. Cuando extendió ese acuerdo a Aten, era de esperar que tuviera que aumentar el monto del endeudamiento. Sin embargo, hoy el ministro Pons dijo que ese monto ya incluía la oferta que hoy el TEP-Celeste impulsó aceptar. Es decir, la oferta al menos para los dirigentes de este sindicato no tiene nada de novedosa, hace un mes que estaba en carpeta, solo que para la conducción de Aten el retardo de cuatro semanas ayudó a convencer a propios y ajenos que es una conquista propia, algo que el TEP-Celeste se encargó de machacar en las asambleas, aunque no mueve un dedo desde hace meses, y que no es una derivación de la victoria de la huelga de Salud.

Hay que explicar, desde luego, por qué una oferta idéntica prácticamente que la realizada a Salud, en un caso es una victoria y en el caso de Aten es una concesión al gobierno. La diferencia esencial es que en un caso (el de la huelga de Salud), la oferta se arranca por medio de los métodos propios de la clase obrera (huelga, piquetes, asambleas, movilizaciones, etc.) y venciendo no solo al gobierno, sino el boicot de su propia burocracia sindical tanto de ATE como de UPCN.

Es en estas condiciones que lo obtenido salarialmente adquiere el carácter de una victoria. Pero cuando es parte de un acuerdo entre bambalinas, que trata incluso de ser despegado de la huelga de Salud, es cuando aquella victoria se transforma en su contrario. Obviamente el nuestro es un ángulo muy difícil de defender en las asambleas. Porque para compañeras/os que durante más de un año tuvieron sus salarios congelados, y sin la menor perspectiva de lucha antes ni ahora de parte de su conducción, se trata de tomar hoy lo que tal vez mañana no se pueda.

No es la base responsable, siempre la responsabilidad es de la conducción, que se jacta de dirigir 17 de las 22 seccionales que tiene el sindicato. No hay otro responsable. En la medida que avance el creciente proceso inflacionario, se irán gastando la suela de los zapatos, y este acuerdo que hoy se aprueba será puesto sobre el tapete.

Presencialidad o virtualidad sin condiciones, es reforma laboral

Cuando apenas llevamos un poco más de una semana de suspensión de clases en las escuelas y la provincia no ha superado las marcas récord de contagios y muertes, hoy mismo la ministra de Educación, Cristina Storioni, anuncia que el gobierno “prepara el regreso a la presencialidad”.

Al respecto la ministra afirma que “hasta el momento el 51% de los docentes y personal no docente de las escuelas ya cuenta con la vacuna” (LMN, 01/6/2021). Un porcentaje similar volcaron hoy los dirigentes del TEP-Celeste en las asambleas. La realidad es otra. En la provincia, según datos oficiales, hay 23.000 docentes y 7.000 auxiliares de servicios. 15.000 trabajadoras y trabajadores de la educación deberían tener su vacunación completa, lo cual no es cierto.

Por otra parte, la ministra afirma que “los protocolos están probados, funcionan” (Idem). Esto tampoco es cierto. La ministra llama bioseguridad al “uso del tapaboca, distanciamiento entre cada estudiante, limpieza de manos y utilización de alcohol en gel”(Idem). Eso es apenas un poco de higiene y punto. Muy lejos de un real protocolo. Además, como lo demostró una encuesta realizada por la minoría de Tribuna Docente en la seccional de Cutral Có-Plaza Huincul, hay una gran cantidad de docentes aislados y las burbujas que “estallaron” en escuelas de toda la provincia desde marzo son una gran cantidad también.

Con el acuerdo aprobado en la mano, el gobierno redobla su ofensiva contra el personal de las escuelas con el regreso irresponsable a la presencialidad.

Como esta semana se reunirá el Cuerpo Colegiado del Consejo de Educación, donde tres vocalías provienen del sindicato, habrá que ver que posición defienden en esa reunión. Porque hoy en las asambleas, hasta con tintes de un profundo macarthismo, acusaron a la “izquierda” de “no importarle que los compañeros se mueran” (Cintia Galetto del TEP-Celeste, secretaria general de Aten Chos Malal).

Pero ha sido Tribuna Docente, por ejemplo, la que ha denunciado la presencialidad en Neuquén, cuando ya a fines de abril y la primera mitad de mayo el estallido de contagios y muertes subían en flecha y circulaban comunitariamente las cepas mas contagiosas y mortales. Pero como en esa época el ministro Trotta todavía no recurría a sus latiguillos contra Larreta, y ambos alentaban la presencialidad a rajatabla, al TEP-Celeste ni se le ocurrió tomar medidas de fuerza contra la presencialidad sin bioseguridad y con la pandemia en expansión, y enfrentar la posición del gobierno del MPN. Como tampoco enfrenta la práctica destrucción de la jornada laboral en la virtualidad, que no se reduce al reclamo de conectividad y recursos tecnológicos, sino también se debe defender el tiempo de trabajo de cada laburante de acuerdo a su jornada establecida.

Hoy el TEP-Celeste ha ganado las asambleas por amplio margen, obtuvo un logro en su tarea de contención y paritarias bajo la línea de pobreza. La oposición tiene una gran tarea de frente único para superar este bloqueo y así poder enfrentar a la patronal con el programa y los métodos del clasismo.

 

También te puede interesar:

Mientras, alegan que “deben endeudarse” para pagar los salarios de los trabajadores estatales.
En 2011, cuando era subsecretario de Acción Social de Nequén, fue denunciado por abusar sexualmente de mujeres valiéndose de su cargo en el poder.
El reclamo por el derecho laboral gana lugar dentro del movimiento obrero de la región.
A instancias de César Parra, se busca un pronunciamiento que fortalezca la lucha por la reincorporación.