17/11/2011 | 1203

Avanza la izquierda en Arquitectura

-Exclusivo de internet

Un edificio colapsado y una persona que muere aplastada en el derrumbe a causa del «relajamiento» de las condiciones de seguridad (aporte de los arquitectos para hacer más rentable la arquitectura de inversores y desarrolladores inmobiliarios) no merecieron una declaración, ni un minuto de atención para la Facultad de Arquitectura (Fadu/UBA), donde se acaban de realizar las elecciones del claustro de graduados.
El «cogobierno » en Fadu son 158 profesores que controlan la mitad del consejo directivo, y aunque demos clase más de 3.000 docentes solo podemos participar como graduados, claustro que se compone sólo de 5.700 personas que han debido tramitar un empadronamiento.

Como Agrupación Naranja de Docentes y Graduados intervinimos en el frente 1200 Voz docente en el que confluimos con el PCR (con quienes conformamos la comisión directiva de AGD-Fadu) y sectores de activistas surgidos en la lucha contra los despidos docentes de los últimos cuatro años. Nos presentamos a elecciones con un programa que condensaba las reivindicaciones más básicas de los trabajadores docentes (salario para ad honorem, recategorización, estabilidad en el cargo, carrera docente y formación y actualización gratuita) convocando a un amplio reagrupamiento de la base docente precarizada por la realización de estas reivindicaciones y para convertir graduados en el claustro donde se exprese una «voz docente», en el camino por el claustro único docente.

Recorrimos taller por taller y conseguimos un excelente tercer lugar cuando ninguna de las restantes cuatro listas presentadas planteó ningún debate abierto: tanto la gestión Fadu como su «oposición» Reforma (la gestión UBA) acuerdan en mantener el padrón acotado, manejado punterilmente por los colegios profesionales que se dedican a movilizar contingentes de votantes desde las sedes distritales. La actual gestión (kirchneristas, radicales, macristas y la increíble agrupación de empresarios concesionarios de locales «Coalición») junto con Reforma (lo más derechista de la ex franja morada) han votado sistemáticamente contra los proyectos que desde AGD presentamos contra los despidos docentes, y a favor de la acentuación de políticas mercantilizadoras y acreditación a la Coneau.

Con una victoria muy ajustada de la lista de la gestión por 713 a 640 (para la cual sus socios más derechistas en el gobierno debieron ir en otra lista para que sus votos anti K -206- no caigan en manos de Reforma), se acentúa la fragilidad de la gestión y su dependencia del aparato de los concesionarios y punteros de colegios profesionales. Frente a ellos posicionamos con un gran trabajo de agitación el frente 1.200 Voz Docente como tercera fuerza obteniendo 275 votos.

En este momento rechaza la UBA el pago de 66 salarios, que se suman a los despidos 2011 por falta de presupuesto. Vayamos por fortalecer el reagrupamiento de todos los trabajadores docentes precarizados en Fadu, desde la organización en AGD-UBA y el convenio colectivo de trabajo al empadronamiento docente para vencer la política proscriptiva de gestión y «oposición», denunciando la complicidad de los colegios profesionales en la autoexplotación de graduados independientes, explotación de pasantes y colegas en relación de dependencia, y el ejercicio mercenario de la profesión en favor de los negocios inmobiliarios.

También te puede interesar:

Pasemos de largo ante las falsas alternativas burocráticas.
Vamos el 11/12 a la Plaza de Mayo, contra el acuerdo con el FMI.
Enfrentemos el ajuste votando a la lista 15 en docentes, y 14 en no docentes.
Abajo el fraude, desarrollemos la Multicolor en todo el país
Reforcemos la lucha en defensa de la educación pública con el voto que le duele a los dueños del poder.
Sin oferta salarial, el Ministerio de Educación de la Nación impulsa la “Educación superior 2030”.