03/06/2017

Bahía Blanca: movilización reclamó a Vidal por la crisis educativa


Frente a la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal en Bahía Blanca, tuvo lugar una importante movilización de docentes, convocada por el Suteba Bahía Blanca junto a otros gremios de la educación y la AJB (judiciales). Como sucedía durante las visitas del ex gobernador Daniel Scioli, varias calles fueron valladas y pobladas de policías.


 



 


Vidal viajó para participar de una charla junto a los grandes monopolios de medios, nucleados en ADEPA, dándole continuidad al frente desenvuelto contra la docencia durante las 5 semanas de huelga. Sin embargo, vale destacar que no lograron el objetivo de volcar al resto de los trabajadores contra los docentes, pese a las distorsiones y mentiras vertidas sobre la realidad salarial y las condiciones de trabajo (ingreso promedio de docentes, suplencias, presentismo, etc).


 


Durante la movilización, se leyó una carta del Suteba Bahía Blanca a la gobernadora en donde, además de los reclamos básicos referidos al salario y condiciones de trabajo, se expresa en forma contundente cómo golpea la crisis educativa en nuestra ciudad.


 


Así, las Escuelas Especiales se encuentran en proceso de vaciamiento y cierre, lo que dejaría a más de 40 docentes en situación de disponibilidad. Varios establecimientos poseen espacios con peligro de derrumbe, lo que obliga a trabajar en condiciones de hacinamiento. Barriadas enteras esperan la construcción de escuelas primarias y jardines, y falta nombrar cargos en la inmensa mayoría de las escuelas.


 


Por otra parte, la utilización del “Fondo Educativo”, de cuantía miserable, sigue siendo utilizado en forma arbitraria, sin contemplar las denuncias efectuadas por la comunidad educativa. Por eso se ha usado para subsidiar a las empresas del transporte públicos ($1.200.000), que no implementan el boleto estudiantil y a las cuales a su vez se premia con boletazos permanentes, o para sostener un régimen de precarización laboral de jardines municipales.


 


Luego de la movilización, se realizó una asamblea en donde se votó: “Exigir a la conducción provincial un plan de lucha en pos de seguir exigiendo que se den respuesta a nuestros reclamos. Que se ponga fecha al paro votado en el plenario de secretarios generales. Que se convoquen a asambleas en todos los distritos para construir dicho plan de lucha. En caso de que no salga ninguna medida provincial, realizar una acción conjunta con las seccionales multicolor en fecha a acordar”.


 


En Bahía Blanca, al igual que en numerosas ciudades del país, existen enormes reservas de lucha de la docencia frente a la agenda ajustadora de los Macri, Vidal y de intendentes que siguen al pie los libretos, como el de Héctor Gay (Cambiemos). Es necesario superar la tregua montada por la conducción Celeste de Baradel y dar paso a un plan de lucha por todos los reclamos.


 


Finalmente, en las próximas elecciones el Frente de Izquierda debe batallar por ser expresión política de esta enorme lucha contra el ajuste educativo en Bahía Blanca, reforzando la necesidad de listas y campañas unitarias, en oposición al gobierno y la “oposición” (FpV, massimo, vecinalismo) que es co-responsable o impotente para hacerle frente.