14/02/2017

Bancarios: garanticemos un gran paro con movilización


La Asociación Bancaria convocó a un paro de 72hs con movilizaciones en todo el país a partir del viernes 17 de febrero (continúa el lunes y martes subsiguientes),  pasados 15 días de que las patronales incumplieran el pago de la pre-paritaria (suma fija de $2000 y un aumento del 10% sobre todos los conceptos). La medida se encuentra precedida por asambleas con interrupción de tareas los días 9 y 10 de febrero que en diversos bancos se transformaron en verdaderos paros de hecho que en su deliberación mandataron por un paro nacional.


 


La orientación del sindicato, sin embargo, estuvo puesta en presionar al gobierno con la difusión de la medida y no en utilizar a las asambleas para que los trabajadores deliberemos sobre los métodos que debemos usar para conseguir el pago de nuestra pre-paritaria. Eso explica que algunas gremiales, presionadas por las patronales, no desarrollaran las medidas.


 


La bronca de los bancarios tiene su origen en la provocación del gobierno y los banqueros, pero también en la decadencia de nuestras condiciones laborales, en la proliferación de tercerizaciones y trabajo precario, en la continuidad del impuesto al salario y en el achique del Banco Provincia. Todo un pliego de reivindicaciones que supera el marco salarial.


 


El gremio bancario viene en un ascenso de su lucha durante los últimos años. Producto de paros y movilizaciones, hemos superado techos paritarios, reincorporamos despedidos y conquistamos el pase a planta de tercerizados. Ahora, el gobierno y las patronales pretenden tirar atrás nuestro acuerdo, con el objetivo de disciplinar la lucha bancaria y  avanzar sobre nuestro salario y conquistas laborales.


 


El gobierno nacional, que en noviembre había dado el visto bueno al acuerdo bancario, salió a jugar para las patronales que no querían pagar. No solo presionó a las cámaras que firmaron para que desconocieran el acuerdo, sino que se reunió con los bancos para discutir cómo apelar la cautelar de la justicia que obliga a pagar. A esta asociación ilícita entre gobierno y patronales los une el interés de someter a los bancarios a una paritaria anual del 18% y en cuotas. El repudio a este techo paritario hará que en la misma semana de nuestro paro, los docentes deliberen en asambleas cómo quebrar ese mismo techo que también quieren imponer a su paritaria.


 


Los bancos tienen holgada capacidad para pagar este acuerdo. Estiman ganancias del 60% durante 2016. Lo demuestra que muchas patronales ya pagaron el aumento que ronda un 20%. Otras patronales, que decidieron no pagar, están dudando de la estrategia del gobierno. Es que además de los paros que tendrán que soportar, si fracasan en la tentativa de tirar abajo la pre-paritaria, en abril, cuando reabre la negociación, se verán en peores condiciones para imponer un salario por debajo de la inflación que se estima en no menos de un 25% anual.


 


Para quebrar este pacto anti salarial, los bancarios debemos garantizar un enorme paro en todos los bancos con movilizaciones en todo el país. Está en juego nuestra integridad como sindicato y no podemos permitir que avancen sobre nuestras conquistas. 


 


Tenemos que garantizar las medidas en todos los bancos, incluso en los que pagaron, porque está en juego una pelea más grande que la pre-paritaria. Si no quebramos este pacto, las patronales que pagaron transformarán el aumento por cuatro meses en uno anual, por debajo de la inflación. Si lo quebramos, avanzaremos de conjunto para romper el techo paritario en el momento de la reapertura.


 


La dirección del sindicato, en este cuadro, caracterizó que la convocatoria de la CGT a una movilización el 7 de marzo implica una definición  de confrontación con el gobierno. Lo mismo para el paro nacional convocado para la segunda quincena de marzo.


 


Pero la lejanía de las medidas anunciadas por la CGT es un golpe a aquellos que estamos luchando ahora mismo por el salario y contra los despidos. Como plantearon los trabajadores de AGR Clarín, que ocupan su fábrica desde hace casi un mes en defensa de sus puestos de trabajo, consideramos que es necesario de manera urgente un paro nacional.


 


Por el pago del acuerdo a todos los bancarios y por un paro general ya por el triunfo de todas las luchas. Convocamos a los trabajadores bancarios, también, al acto organizado por Tribuna Bancaria el jueves 16 las 9hs en Mitre y Reconquista.

También te puede interesar:

Profundizamos las medidas por la recomposición salarial, el rechazo a los descuentos y el pase a planta permanente.
Quebremos el ajuste de la Corte y el gobierno
La reunión del presidente con la burocracia sindical.
Por asambleas para debatir un plan de lucha de todo el gremio.