04/04/1996 | 488

Bancarios: Por una defensa obrera del Instituto de Servicios Sociales

El 4 de octubre del año pasado,  en una de las movilizaciones gremiales más importantes de los últimos años, 15.000 bancarios marcharon contra la liquidación de su obra social dispuesta por el gobierno.


Pese a esta masividad y combatividad, la burocracia desde el vamos se opuso a plantear la derogación  de los decretos gubernamentales. No se opuso en cambio a la designación del interventor Alderete, de la UCD, sino que colaboró designando a dos asesores gremiales en la presidencia del ISSB. Se enfrentó con los propios compañeros del ISSB cuando éstos plantearon ocupar los principales edificios de la obra social. Durante meses, su único camino de ‘lucha’ fueron los reclamos en los estrados judiciales.


Entretanto, desde octubre a la fecha, alrededor de 1.500 compañeros optaron por el ‘retiro voluntario’ desmoralizados por la falta de perspectivas. Como la consigna de la burocracia es  la “transformación” del ISSB, coincide en que es necesario el ‘ajuste’: miles de compañeros despedidos, cierre de servicios, tercerización de las prestaciones, arancelización,  etc… La disputa  no tiene que ver con la salud de los bancarios, sino con el manejo de los fondos.


La situación en estos meses parecía encontrarse en una especie de empate. El instituto seguía intervenido pero los banqueros debían mantener su aporte  a la obra social del 2% sobre los intereses y comisiones.


Pero el decreto que elimina el aporte lleva la situación del ISSB al colapso. La preocupación entre los trabajadores bancarios es grande. El Cuerpo de Delegados de la Seccional Buenos Aires tomó la iniciativa de la manifestación a las puertas del Sheraton durante la asamblea del BID. Los compañeros del ISSB han ocupado los edificios y se votó una marcha para el lunes 1º de abril. Zanola convocó para una marcha nacional del gremio el 10 de abril al ministerio de Economía.

En esta nota