13/10/2016 | 1432

Bancarios: vamos con todo al paro nacional


El plan de lucha por la reapertura de la paritaria del gremio bancario ha concluido su tercera semana de acciones con una fortísima adhesión. En ese marco, el Secretariado Nacional de La Bancaria ha anunciado un paro nacional de 24 horas para el viernes 28 de octubre y la interrupción de tareas en asambleas de 3 horas para el 18 y 19 de este mes. 


 


Luego que el secretario nacional del gremio, Sergio Palazzo, presentara ante el Ministerio de Trabajo el pedido formal de reapertura de paritarias, se realizó una marcha nacional de gran concurrencia, seguida de dos jornadas de asambleas sin atención al público las dos últimas horas y la semana siguiente dos jornadas de asambleas de tres horas sin atención. 


 


La convocatoria en esos términos fue aprovechada para establecer verdaderos paros de hecho en una importante cantidad de sucursales y sectores centrales, pese a que las actividades de La Bancaria en el microcentro no eran de convocatoria abierta y se restringían a representaciones sindicales. 


 


Nuestro gremio se encuentra en pie de guerra por la reapertura debido a que, por la inflación, la paritaria bancaria apremia: la mayor parte de los bancarios -es decir, los que cobran salarios de la categoría inicial- ha quedado bien lejos del costo de la canasta básica familiar, al no llegar a los 18 mil pesos de bolsillo. 


 


Además la presión de los descuentos por el impuesto al salario promete sostenerse con los anuncios del macrismo de otra modificación cosmética del injusto tributo, al estilo de los K. 


El anuncio de una medida de 24 horas para fin de mes resulta lejana en el tiempo y podría estar destinada a buscar una coyuntura que la resguarde en una medida general -cada vez más dudosa- por parte de la CGT reunificada. De esta manera dejamos pasar la oportunidad de golpear a las patronales la semana de mayor operativa (del 10 al 15) y la posibilidad de replicar antes de fin de mes. 


 


Frente al pactismo de la CGT con el gobierno, es claro que se impone reforzar el plan de lucha por la reapertura de paritarias. Advertimos que los banqueros y el gobierno presionan para llevar la lucha hacia el callejón del «bono» de fin de año, que dejaría en pie la confiscación de 10 puntos porcentuales del salario bancario en 2016. 


 


Por la reapertura de paritarias, la abolición del impuesto al salario y para ponerle un freno al ajuste que los banqueros y el gobierno de Macri, con la complicidad del resto del arco político patronal, intentan imponernos. Vamos masivamente al paro nacional del 28 de octubre.