26/04/2020

Banco Galicia desidia contra los trabajadores y los clientes

Entre la flexibilización y la pandemia.
Tribuna Bancaria

La situación en la red de sucursales de Banco Galicia en el marco el aislamiento social y obligatorio producto de la pandemia del Covid-19 es de un desamparo total.


La política que está llevando adelante la patronal es de una desidia total para los empleados y el público.


La dotación de personal insuficiente producto del proceso de flexibilización perpetrado durante los últimos años, sumado a las licencias de los compañeros que forman parte de los grupos de riesgo, ha dado por resultado el desborde de la atención público.


Ante la demanda de atención, la sesión de turnos es con solo un intervalo de quince minutos ente cliente y cliente. Esta medida de tiempo insuficiente hace que la gente se amontone en los espacios de acceso a la sucursal rompiendo el distanciamiento social. A los ya muchos clientes con turno se suman los que se acercan en la sucursal sin él. Estamos al tanto que autoridades de sucursales han obligado a oficiales a atenderlos sumando leña al fuego y hasta en algunos casos brindar asesoría desde sus teléfonos particulares.


En otra dimensión de la cuestión, el Banco aprovecha el escenario actual para avanzar sobre el ingreso salarial de los trabajadores.


Habiendo tenido ganancias siderales durante los últimos años, ante la crisis Banco Galicia evita pagar sumas que se perciben de manera habitual como telebanco. El no acceso a este adicional representa un golpe importante para las finanzas de los trabajadores.


La comisión interna se limita a tomar reclamos de forma individual ante el aviso de irregularidades, nuevamente ante una problemática de carácter integral la comisión gremial interna fragmenta la respuesta. Esta política, además de beneficiosa para el banco por anular la respuesta colectiva, focaliza la responsabilidad de la no respuesta en los trabajadores. Así los trabajadores son a la vez responsables y víctimas de la desidia de Galicia.


La comisión interna tiene que ponerse al frente de la situación, es necesario un relevamiento sucursal por sucursal y plantear una respuesta de conjunto. No es momento de esperar cómodamente que los reclamos lleguen.



La respuesta a los grandes problemas que enfrentan los trabajadores de Banco Galicia está en la participación colectiva independiente y la repuesta integral. Es necesario más que nunca la puesta en pie de comisiones de seguridad e higiene de carácter mixto, el cumplimiento del convenio colectivo en relación a la dotación de personal mínimo en sucursales y todo lo que atañe a nuestra tarea, que el Banco se haga cargo de los adicionales habituales que por la pandemia se ven comprometidos con el margen de ganancias de los últimos años. Vamos por asambleas por sector y sucursales para poner en pie un plan de acción para que la crisis la paguen los banqueros.


– condiciones de higiene y salud apropiadas para realizar nuestras tareas


– respeto del convenio colectivo de trabajo


– mantenimiento de los adicionales comprometidos por la cuarentena


– basta de presiones y aprietes



 

También te puede interesar:

Casi equivalente a la suma de lo destinado a salarios estatales y programas sociales.
El proyecto de Martiarena, rechazado por el propio Frente de Todos, es inocuo.
La OMS y OPS eligieron dos plantas biotecnológicas argentinas de Sigman para producir vacunas contra el Covid-19 bajo la tecnología de ARN mensajero.
Sobre las nuevas medidas oficiales que flexibilizan restricciones.
Sobre los últimos anuncios de Vizzotti.