05/01/2022

Berazategui: 140 despidos de municipales para cerrar el año

Los trabajadores en lucha contra los despidos y la precarización laboral del mussismo.

El intendente Mussi cerró el año con 140 despidos de trabajadores contratados de diferentes áreas del municipio. La respuesta fue inmediata, y el domingo 2 a la madrugada arrancó un paro de los recolectores de residuos, un bloqueo del sector de trabajo y asamblea.

Por la firmeza del paro, durante el día lunes el municipio llamó a una mesa de negociación que fue en realidad un apriete. Los trabajadores organizados en un nuevo sindicato, la Unión del Personal Municipal de Berazategui (UMPB), denunciaron las intimidaciones de los secretarios de gobierno para levantar la medida.

El mussismo gobierna el distrito hace más de 30 años, con la complicidad de la burocracia del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMB), ambos responsables de que Berazategui sea la capital de la precarización laboral. Los últimos registros indican 1.700 trabajadores de planta temporaria y solo 1.300 en planta permanente, como señalamos desde esta página.

Además, los contratados se extienden por muchos años, lo que constituye un fraude laboral gigante. Recientemente una trabajadora municipal logró un fallo favorable de la Cámara de Apelación en lo contencioso administrativo con asiento en La Plata por “fraude a la ley laboral y despido indebido”, demostrando que estuvo 11 años contratada.

Entre los despedidos se encuentran más de 20 trabajadores miembros de la comisión directiva del nuevo sindicato. Es un claro ataque antisindical por parte de Mussi, para mantener la precarización y los salarios de miseria.

Mussi, vitalicio del PJ dentro del Frente de Todos, aplica en los hechos la reforma laboral que reclama el conjunto de la clase capitalista en cada lugar de trabajo. Asimismo, el Concejo Deliberante aprobó un aumento del 45% en las tasas, con la venia de los concejales oficialistas y del Juntos por el Cambio. Mientras, los vecinos padecen la falta de agua en la mayoría de los barrios por las pésima calidad del servicio municipal, problema que data de hace años.

Hasta el momento, los trabajadores municipales en lucha informan que el Municipio está enviando notificaciones retrotrayendo los despidos. Pero no habrá que bajar la guardia, sino reforzar el agrupamiento y la unidad de todas las áreas que padecen la precarización laboral bajo el mandato de las asambleas.

Ningún despido; reincorporación de todos los trabajadores; basta de contratos precarios; pase a planta permanente; aumento de salarios; mejores condiciones laborales.

En esta nota