04/12/2003 | 828

Bochorno de la Cta en La Plata

Por segunda vez en veinte días, los docentes de San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas volvimos a ocupar las calles de ese distrito, para frenar el plan piloto de municipalización y para repudiar al intendente Cariglino, que acusó a los docentes de corruptos.


Más de 600 docentes de los tres distritos respondieron a la segunda convocatoria del Suteba de General Sarmiento, a los que se le sumaron las organizaciones piqueteras (Polo Obrero, Mtl, Mst y Ftc), y comisiones de padres de varias escuelas.


La segunda marcha en Malvinas culminó con un acto frente al Palacio Municipal y representó una segunda derrota del plan de municipalización, el manejo de las licencias, modificación del estatuto y manipulación del acceso a los cargos.


El intendente que decía que acabaría con la «corrupción docente», pasó a estar detenido por estafa reiterada.


En el acto estuvo presente también el movimiento estudiantil, con las palabras de una estudiante de la Media N° 1 de Malvinas.


Otro acto, otro contenido


Ese mismo día, la Cta, con el apoyo de la Ccc, convocó a una marcha y a un acto minoritarios frente a la Legislatura de la provincia de Buenos Aires con la consigna «un mejor presupuesto es posible».


La presencia de los sectores opositores con sus consignas provocó la reacción patoteril de la burocracia «democrática»: dos matones de la Ftv de zona sur golpearon a puño limpio a dos compañeras de maestranza de Ate Sur, lo que generó la reacción de todos los sectores combativos. Los opositores reclamábamos un plan de lucha contra el gobierno de Solá, el mismo al que la burocracia había denunciado desde los micrófonos de su acto.


Pero ésta está completamente entregada y ya no puede soportar ni la frase «plan de lucha».