01/07/2004 | 857

Brutal ataque a opositores del gremio de Sanidad

Miembros de la conducción de Atsa (Sanidad) atacaron a golpes y amenazaron con armas de fuego a integrantes de la lista opositora en las puertas del Centro Gallego, en esta Capital. El ataque se registró el viernes 18 a las 14:30 horas, cuando tres delegados de ese establecimiento estaban reunidos con un candidato de la Lista Blanca y Bordó. Un grupo integrado por el secretario de Prensa de Atsa, Sergio Romero; el de Deportes, Raúl Leite; los de Cultura, Norberto Maschio y Pablo Guzzetti, y otra decena de personas, descendieron de sendos vehículos y se abalanzaron sobre ellos a golpes de puño y patadas.


Uno de los agresores, empleado del gremio y primo del actual secretario general, Héctor Daer, extrajo de entre sus ropas un arma de fuego que exhibió amenazante en plena calle, ante numerosos testigos. Las víctimas –incluido un anciano que circulaba por la vereda en ese momento– recibieron heridas de consideración y fueron derivados a la guardia del hospital.


“Esta conducta agresiva -señala la lista opositora- se ha visto incrementada en los últimos tiempos por la cercanía de las elecciones.”


Las elecciones para renovar la directiva de Atsa serán el 16 de julio. A la lista oficial Blanca y Celeste se opone la Lista Blanca y Bordó, una conjunción de sectores peronistas y de izquierda que lleva como titular a Mario Alvarez.


La agresión fue denunciada en el Ministerio de Trabajo y en la seccional 6ª de la Policía Federal; el martes será ratificada en sede judicial, según declararon voceros de esa agrupación.


Buenos Aires, 21 de junio de 2004


 

También te puede interesar:

El pronunciamiento sobre la negociación con el FMI que reúne a Daer, Moyano, Boudou, Insfran, Micheli, Zaffaroni y otros. Escribe Néstor Pitrola.
El gobernador amenazó a una docente en el marco de una protesta de todo el pueblo.
Un organismo con muchas comisiones y pocas perspectivas.
Habían sido imputados por realizar un acampe pacífico en defensa del agua. El tribunal dictaminó por unanimidad que las acusaciones no tenían fundamentación.
La lucha por la independencia política de los trabajadores es una tarea estratégica.