06/12/2001 | 732

Buenos Aires: «Consulta popular»… para desmovilizar

Faltando dos semanas para la realización de la «consulta popular», las directivas de ATE, CTA, Ctera y Suteba han dado por terminado el año.


Es lo que ha quedado en claro en La Plata, cuando la CTA local «desconvocó» una marcha a la Casa de Gobierno… después de que el intendente ruckaufista de esa ciudad, Julio Alak, diera su apoyo verbal a la «consulta popular».


Frente a esta deserción, la movilización estatal y docente está siendo organizada por los «autoconvocados».


En La Plata, 700 docentes y estatales autoconvocados marcharon a la Casa de Gobierno a pesar de que la CTA la había «levantado». Fue masiva la presencia del Hospital San Juan de Dios. También hubo compactas columnas del Consejo de la Familia, de Educación y de Estadística. Los oradores reclamaron un plan de lucha estatal unificado por la derogación de la Ley de Emergencia que pataconiza y destruye el salario, y contra la municipalización privatizadora.


En San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas, en la zona norte del Gran Buenos Aires, y frente a la parálisis del Suteba local, las coordinadoras de autoconvocados docentes han tomado en sus manos la lucha. Preparan una asamblea docente conjunta de los tres distritos y una marcha al Concejo Deliberante de San Miguel. También los médicos y trabajadores del Hospital Mercante están en pie de guerra.


Incluso en las regionales de Suteba dirigidas por la oposición, como en la de Esteban Echeverría-Ezeiza, surgen las iniciativas de lucha de las propias escuelas, como el corte de la ruta 4 en «9 de abril».


Otro fenómeno de la movilización es la creciente participación de los padres. Una asamblea de docentes y padres de la Escuela Nº 17 de Tristán Suárez resolvió movilizarse al country donde vive Ruckauf; el Suteba de Echeverría y las escuelas de la zona marcharon junto a los padres para entregar un petitorio que reclama también trabajo para los desocupados.


El «escrache» a la presencia de Chiche Duhalde en el Teatro Argentino, votado en un muy caliente plenario de delegados de ATE, reunió 700 compañeros. Distintos delegados reclamaron un plan de lucha nacional y la convocatoria de la III Asamblea Piquetera Nacional: «ATE, no se escucha, queremos plan de lucha».

También te puede interesar:

“Fuego amigo” de Kicillof y complicidad de Baradel.
Cerca de una decena de escuelas se manifestaron ante funcionarios y el presidente del Consejo.
Medidas de fuerza planteadas en la mayor parte de los distritos.
Anunció la modificación del plan jurisdiccional y un nuevo monitoreo de contagios..
Llamado a firmar masivamente el petitorio por la continuidad laboral y de atención de los trabajadores del Programa Piedas.
De la entrega de la huelga del 88 a la defensa del ajuste fondomonetarista.