12/09/2020

CABA: la conducción de Médicos Municipales discrimina y divide

Por paritarias libres con elección de delegados con mandatos.
Por Jorge Pachamé Miembro del Comité Ejecutivo de AMM por la minoría Opositora del FRG y de la Gremial de AMM Hospital Sardá

Como denunciamos en la asamblea de profesionales de la Maternidad Sarda el 31/8, la conducción de la Asociación de Médicos Municipales (AMM) negocia con el Gobierno de la Ciudad un acuerdo paritario a la baja. Como es habitual con esta burocracia las paritarias son clandestinas. La impostura de Jorge Gilardi -presidente de la AMM- no tiene límites al afirmar que la AMM obtuvo una asignación extraordinaria para los médicos municipales. Esto es falso, y además solo fue para un sector los médicos municipales.

La acordada asignación estímulo de $10.000 pesos “no remunerativos” es discriminatoria y solo para los médicos que están en la atención del Covid-19.

Para el 60% de los médicos de la carrera profesional hospitalaria, representa en promedio un incremento inferior al 10%, esto por la aplicación de ganancias y por la relación con la escala salarial. Para el restante 40% representa cerca de un 15% y para residentes y suplencias de guardia, cuyos salarios están absolutamente desactualizados, un 20% (el valor de la suplencia de guardia es de $ 11.775). Estas cifras se van a cobrar en septiembre y octubre.

Los datos oficiales del Indec establecen una inflación para los primeros 6 meses de 2020 de 14,7%, según el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Las consultoras privadas estiman para agosto una inflación de 2,8% (Infobae, 1/9). Esto da un acumulado de 17,5% para los 9 primeros meses del año. Estas cifras no remunerativas por 2 meses generan una profunda división entre los médicos ya que el riesgo de exposición frente a la atención de pacientes en consultorios y en cualquiera de las áreas hospitalarias o en los Cesac no está exenta del riesgo de contagio y de la atención a pacientes con Covid-19. La sobrecarga laboral, consecuencia directa de la pandemia, es para para todos por  igual. Los médicos municipales como el conjunto de los trabajadores de salud sufrimos un marcado retroceso salarial. Una pérdida promedio del  25% durante el 2019, a lo que se agrega la  inflación en lo que va del año.

Desde la Gremial Médica Sardá seguimos reclamando a la conducción de la AMM: basta de paritarias clandestinas, que se convoquen asambleas en todos los hospitales, se elijan delegados paritarios con mandatos y un incremento salarial mínimo de 30% para todas las categorías de la carrera profesional, incluidos los residentes, retroactivo a marzo y en una sola cuota. Además, exigimos que estas cifras no remunerativas sean  pagadas a todos los profesionales sin excepción.

En esta nota

También te puede interesar:

Un gobierno que anda a los tumbos.
Larreta no puede esconder los resultados de la urbanización trucha
¡Reincorporación inmediata de Paul Meza! ¡Basta de violencia y persecución contra Enfermería!
La vergonzosa entrega de Gilardi y compañía.