29/09/2021

CABA: Larreta y Quirós despiden a 110 trabajadores del Hospital Durand precarizados durante la pandemia

Con el descenso de muertes y contagios en la Ciudad de Buenos Aires, el gobierno porteño liquida el precario armado de atención por Covid 19 en hospitales de la ciudad. Vamos por la reincorporación y pase a planta de todos los trabajadores de la salud precarizados.

 

En Junio fueron noticia las renuncias masivas de trabajadores de la salud -mayormente enfermeros- que habían sido incorporados con el inicio de la pandemia. 50 renuncias en el Durand, más de 30 en el Santojanni. No sorprende la decisión de estos laburantes que se encuentran en condiciones deplorables: contratos de 3 meses de duración, francos rotativos si es que se otorgaban, salarios de 45.000 que empujan al pluriempleo, sin licencias y ritmos de trabajo extenuantes con una enorme exposición al virus que deja secuelas en la salud física y mental, de quienes se han puesto a la cabeza de la atención antes y después de las vacunas. 37 fueron los enfermeros muertos por COVID en la Ciudad, uno de los casos más recientes fue el de Jessica Castellón de 34 años, con ambas dosis y ninguna enfermedad preexistente.

Llegando a fines de septiembre, el gobierno lleva a fondo esta política despidiendo vía mail a 110 trabajadores contratados durante la pandemia en el Durand. La precarización y despidos en el sistema de salud público porteño, muestra que para el oficialismo la pandemia nunca representó una instancia para abastecer y mejorar la calidad de atención y trabajo en hospitales. Al contrario se adaptó el vaciamiento histórico a los términos del covid, según ATE son 2000 los enfermeros contratados de manera precaria en la ciudad durante la pandemia, aunque siendo que esta contratación se extiende a camilleros y administrativos, entre otras áreas, la cifra debe ser mayor.

Por este motivo la legisladora Amanda Martin presentó un proyecto para que el ministerio de salud porteño informe cuántas incorporaciones se dieron durante la pandemia bajo estas modalidades precarias, a partir de esta información se plantea la formulación de un proyecto por el pase a planta de todos estos trabajadores precarizados. El descenso de casos no es motivo ni garantía de un fin de la pandemia, distintos países tuvieron que dar marcha atrás en políticas aperturistas como la que emprende argentina y la ciudad de buenos aires luego de rebrotes, además del peligro de nuevas cepas adaptadas a la vacuna. La pandemia tuvo que haber servido para fortalecer el sistema de salud, centralizandolo, terminando con el negociado para prepagas y clínicas privadas, incorporando más personal pero en mejores condiciones laborales, con salarios que no sean de pobreza y cumpliendo con la deuda histórica en la ciudad de pasar a planta a enfermerxs. Ante un nuevo ataque a los trabajadores de salud vamos por la conquista de todos estos puntos.

 

También te puede interesar:

Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.
El agua hizo estragos en las casas y los barrios pobres de  CABA y el Conurbano Bonaerense.
Los legisladores del PO-FITU, Gabriel Solano y Amanda Martín, se pronunciaron en contra de aprobar estos proyectos exprés en la Legislatura.
Imposturas del oficialismo y de la oposición del Frente de Todos.