14/04/2021

Campaña por la reincorporación de la enfermera Cintia Reynaga

La Mesa de la Coordinadora Sindical Clasista envió su pronunciamiento.

Hace 23 días, la enfermera Cintia Reynaga fue despedida del Hospital San Bernardo por luchar. Desde que se produjo su despido, trabajadores del mismo hospital y sectores de la población han sumado adhesiones y apoyo al reclamo por su reincorporación, reconociendo que fue una manifestación de persecución laboral.

Cintia fue despedida por haber encabezado el reclamo por la reincorporación de 34 enfermeros con contratos Covid, despedidos en enero que, gracias a la lucha y al apoyo popular, fueron reincorporados, pero con contratos de servicio de locación, prohibidos en la ley N 7678 del Estatuto de los trabajadores de salud, continuando de esta manera bajo los términos de la precarización laboral.

Los enfermeros y personal de salud con contratos Covid tampoco fueron incluidos en las paritarias, ni en el pago del bono efectuado por el gobierno provincial. Con este accionar, el gobernador Sáenz, atenta contra los derechos laborales, incluso contradice su anuncio de equiparación salarial de los precarizados de Salud, respecto del personal de planta.

Para evitar nuevos reclamos, el Ministerio de Salud Pública y el gerente del hospital, Salomón, despidieron a Cintia, buscando amedrentar a los trabajadores. A pesar de este intento, no han podido impedir la solidaridad obrera.

La Mesa de la Coordinadora Sindical clasista, electa en su IV plenario, realizado el pasado 10 de abril, con las firmas de Romina Del Plá secretaria general del Suteba La Matanza, y dirigente nacional del Partido Obrero; Alejandro Crespo, secretario general del Sutna; Ileana Celotto, secretaria general AGD-UBA; Amanda Martín, secretaria gremial Ademys; Jorge Hospital, lista gris Agrupación Mariano Ferreyra, Unión Ferroviaria; Rocío Rodríguez, Asamblea de Residentes CABA; Alejandro Lipcovich, delegado ATE Garrahan; Eduardo Belliboni, Mesa Nacional Polo Obrero; Néstor Pitrola, dirigente Naranja Gráfica y Coordinadora Sindical Clasista, entre otras, se pronunciaron en reclamo de su reincorporación.

En un escenario de agudización de la pandemia, los trabajadores de salud colocados en la primera línea contra el Covid-19, ponen en evidencia el ajuste en salud pública, la continuidad de la precarización laboral y los salarios de miseria, con movilizaciones y cortes de ruta como los que protagonizan los trabajadores de salud de Neuquén, organizados a través de las autoconvocatorias frente a la complicidad de las burocracias sindicales que intervienen para que pasen todos los atropellos contra los trabajadores.

En Salta las direcciones sindicales nunca reclamaron la reincorporación de Cintia, por el contrario promueven que el trabajador monotributista no debe reclamar estabilidad laboral .

El régimen de los vacunatorios vip y del acomodo en los hospitales a los hijos del poder despide trabajadores en momentos en que es elemental la incorporación de personal de salud. Contra este atentado a la salud pública, es necesario desenvolver una organización independiente del gobierno, por la reincorporación inmediata de a Cintia Reynaga a su lugar de trabajo. Lograrlo fortalece y coloca en mejores condiciones para enfrentar la persecución laboral, en el camino de la lucha por el pase a planta permanente de todos los trabajadores precarizados de salud. En esta línea, los sindicatos deben llamar a un paro por estos reclamos.

 

También te puede interesar:

Los autoconvocados de salud tienen razón en su reclamo.
Escribe Gabriel Solano
Las consecuencias de la ausencia de medidas del gobierno.
El hospital Carlos Saporiti alcanzó el 100% de camas Covid ocupadas.
Ricardo Quintela no responde reclamos y desplegó el aparato represivo.