Sindicales

28/4/2022

Canales y productoras de TV:  recuperemos nuestro salario 

Los sueldos de la televisión argentina son la mitad o un tercio respecto a otros países de la región.

Imagen Argentores

Nuestros sueldos ya no son lo que eran, la pérdida del poder adquisitivo viene siendo una constante. Las paritarias no solo llegan tarde, sino que resultan insuficientes frente a los aumentos de precios. La situación llegó al límite en que ,actualmente todas las categorías no llegan a cubrir la canasta familiar que contemple un alquiler. Nuestros sueldos ya no reflejan la calificación de nuestras tareas y medidos con otros países de la región son hasta tres veces más bajos.

Calificados pero no llegamos a fin de mes

La última paritaria firmada por el sindicato (45% en 4 cuotas) por debajo de la inflación del 2021 ya se esfumó antes de terminar de cobrar las cuotas. Con cada paritaria a la baja cada vez más categorías fueron quedando bajo la línea de pobreza. La escalada inflacionaria de los últimos meses generó un efecto liquidador sobre nuestros bolsillos. Llegando al absurdo que durante abril, el básico de la categoría más alta no logró cubrir una canasta familiar que contemple un alquiler. Pese a cumplir tareas altamente calificadas un solo trabajo ya no alcanza para garantizar las necesidades de una familia. Las horas extras, los trabajos free lance o el multiempleo se transformó en la manera de poder acceder a un ingreso relativamente aceptable. Sin mencionar las complicaciones que esto genera en la vida familiar de los compañeros que trabajan jornadas extensas y fines de semana sin descanso.

Medido en dólares nuestros salarios son hasta un tercio que en otros países de Latinoamérica.

La desvalorización de nuestro salario es notable, tareas como asistente de cámara o producción por las que anteriormente se pagaba 1000 dólares (dependiendo la cotización en cada momento) hoy rondan los 400 tomando la cotización de los dólares financieros. Pero incluso tomando la cotización del BCRA sin impuestos la desvalorización del salario es considerable. Pasa en todas las categorías, por una misma tarea las patronales pagan el doble o el triple en México y Brasil. Son justamente las patronales internacionales y que realizan producciones para las OTTs las que más se benefician de la devaluación de nuestros sueldos. Sin embargo, los representantes de estas, son los que presionan por una avanzada contra nuestras condiciones de trabajo pretendiendo extender las jornadas, eliminando horas extras y no respetar los días de descanso.

Adelanto de aumento en OTTs

En el ámbito de las producciones para OTTs, el sindicato acordó con las patronales un adelanto de la cuota del aumento que debía cobrarse en julio. Significa un poco de aire fresco para un sector donde las patronales manejan presupuestos en dólares con salarios en pesos. Sin embargo, la bocanada durará poco, si no se reabren las paritarias y continúa el ritmo inflacionario de estos meses el alivio pronto quedará en el olvido. El acuerdo parte del reconocimiento del atraso salarial al que no escapan el resto de las áreas.

Problemas por aquí, problemas por allá

“Que se vayan todos, que no quede ni uno solo” le cantaban los hinchas de San Lorenzo a Horacio Arreceygor el fin de semana. Se ve que nuestro secretario general tiene otros problemas que no son la recomposición de nuestros salarios. Es que al club que preside en reemplazo del patrón Marcelo Tinelli, lo está llevando al mismo lugar que llevó a nuestros salarios: bien abajo. Para revertir esta situación necesitamos urgentemente ampliar el adelanto del aumento a todas las áreas y una actualización automática según IPC durante los meses que quedan hasta la próxima paritaria. Además de un aumento de emergencia del 30% para recuperar lo perdido desde 2018. Para lograrlo necesitamos paritarios electos en asamblea con mandato de las bases y poner en pie un plan de lucha que tuerza el brazo patronal.