19/01/2012 | 1209

Centro Gallego: una gran reacción obrera

Por Corresponsal Lista Roja Agrupación Asís Centro Gallego

El Centro Gallego está en proceso de vaciamiento. Desde abril pasado se encuentra en convocatoria de acreedores. Hoy, áreas como Farmacia y Rayos han quedado como cáscaras vacías; se ha cerrado la Terapia Pediátrica y se cuenta con una sola ambulancia para todo el hospital. Los médicos acumulan más de un mes de atraso en los pagos, y están de paro. Los trabajadores de la sanidad han percibido el aguinaldo en cuotas hasta mediados de enero, y se encuentran peleando para cobrar el sueldo de diciembre. La perspectiva es de cierre o de alguna transferencia -previo despido de la mitad del personal. Es el camino ya recorrido por el Hospital Francés.


Ante el retraso en los pagos, los trabajadores se autoconvocaron en asambleas y realizaron cortes de la avenida Belgrano. Así, se logró arrancar el pago del aguinaldo. La burocracia de Atsa convocó a asambleas donde se planteó el paro, pero saboteó la medida, limitándose a un copamiento de aparato del hall central. Pero en una asamblea posterior, los trabajadores impusieron un paro de 72 horas. La burocracia, desesperada, cerró las puertas y desmovilizó a los trabajadores. Horas más tarde, el presidente del Gallego convocó al personal para anunciar que no garantizaba el pago de los haberes de diciembre. El paro se cumplió con fuerza, garantizado por los delegados opositores y el activismo. La burocracia salió al cruce con el planteo de que el paro era sólo de dos horas por tumo, durante los cuales se debía bajar a tocar bombos con la "barra" de la burocracia. Se realizaron nuevos cortes de calle.


Hoy, los trabajadores esperan una respuesta concreta sobre el pago de los sueldos. Reclaman medidas efectivas de lucha, que se pare hasta que paguen o la patronal de una respuesta concreta al reclamo, que los pasos a seguir se resuelvan en asamblea, de cara al conjunto de los trabajadores.


En el Gallego, el activismo antiburocrático viene de conquistar importantes posiciones. En diciembre, en las elecciones de Interna, la lista opositora a la burocracia de West Ocampo logró cuatro delegados de sector sobre nueve, en una elección donde participaron cerca de 600 trabajadores -casi el 80% del sanatorio. A contrapelo de esta tendencia, un grupo de activistas que se reclaman de la CTA está inmerso en una campaña de desafiliación a Atsa, un planteo distraccionista y divisionista en medio de esta lucha.


Nuestra agrupación impulsa la organización de una comisión contra el cierre del Centro Gallego y por la defensa de los trabajadores, que se incorpore como parte en el conflicto de la institución y ayude a organizar la lucha por los puestos de trabajo amenazados, la recuperación del salario y todas las condiciones de trabajo.

También te puede interesar:

Entrevistamos a trabajadores de la salud de Provincia de Buenos Aires y nos contaron cómo es trabajar en la primera línea.
El viernes 14/5, desde las 8hs, vamos todos a la clínica contra el desalojo de sus trabajadores.
Hagamos como lxs elefantes neuquinxs para ganar.