La Cerámica del Valle ha cerrado sus puertas.


El patrón dice que ha vendido la fábrica «vacía» y por lo tanto deja en la calle a los últimos 10 obreros que continuaban trabajando.


Frente a esta situación terminal, los obreros ocuparon la planta, con el apoyo del Sindicato Ceramista de Neuquén.


Hablamos con José Vázquez, uno de los ocupantes, quien nos mostró la planta y explicó que se trata de un «vaciamiento patronal». Porque «la patronal retiró diversos elementos de las maquinarias (mecheros de los hornos, cortadoras, etc.) vitales para la producción».


Al volver los trabajadores de las vacaciones, se encontraron con los telegramas de despido. Reabierta luego de un cierre similar en el 2001 y cinco meses de ocupación obrera, la patronal mantuvo a los trabajadores pagando sólo el básico (1,69 pesos por hora). Descontaba la cuota sindical, pero no la rendía al sindicato, porque «o se pagan los salarios o la cuota sindical»; descontaba los aportes a la Obra Social que maneja la burocracia nacional y no brinda ningún servicio a los ceramistas neuquinos, y los aportes jubilatorios, pero no los depositaba en las cajas previsionales. Un verdadero robo al salario obrero.


La Cerámica es la única de la ciudad de Neuquén que produce ladrillos cerámicos, nos dice Vázquez. Se dice que Winter, el dueño de la empresa, recibía pedidos de la Secretaría de Vivienda Provincial y los cobraba, pero no entregaba la producción.


¿Se trata de otro de los negociados a los que nos tiene acostumbrados el sobischismo? Porque la fábrica era un cascarón vacío… ¿para blanquear qué?


La Subsecretaría de Trabajo convocó a reuniones conciliatorias, pero… se ve que la patronal pretende llevar al desgaste. La anunciada venta no existiría: sería una maniobra patronal para dejar en la calle a los obreros y reabrir la fábrica con nuevos trabajadores con salarios más bajos, sin antigüedad, etc.


Los gobiernos provincial y municipal son cómplices de este vaciamiento que deja a 10 familias en la calle.


Lo primero es defender los puestos de los compañeros y recuperar una fuente de trabajo para que el pueblo neuquino pueda desarrollar un plan de construcción de viviendas populares y obras públicas.


Defendamos la ocupación de la planta y que, al igual que Zanón, el Estado la expropie, para que se ponga en funcionamiento bajo control obrero.


El Polo Obrero ha anunciado una movilización en defensa de estos puestos de trabajo contra los negociados y vaciamientos capitalistas.

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.