04/07/2021

Chaco: Capitanich vuelve a golpear a la docencia con descuentos descomunales

Un despotismo sin control contra aquellos que sostenemos escuelas, garantizamos la enseñanza a pesar de la crisis.

El gobierno provincial de Chaco avanza contra los trabajadores y contra la educación pública. No solamente nos debe a los docentes la cláusula gatillo 2020, sino que por tercer mes consecutivo nos descuentan montos del salario. Lo peor es que ya no se sabe ni a qué medidas de fuerza corresponderían porque en junio casi no se llamó a paro docente ya que se suspendió la presencialidad. A pesar de que existe una sentencia judicial que determina que el gobierno deberá devolver los descuentos efectuados a los trabajadores de la educación esta solamente contempla a la docencia afiliada a los sindicatos, lo que deja en claro que para frenar estas medidas de gobierno que cada vez nos sumergen más en la miseria hay que volver a organizarnos y confrontar al gobierno desde las bases docentes

La docencia en el Chaco está en caída libre ante estas decisiones del gobierno, al salario cada vez más insuficiente y la inflación, que ya es del 25%, debemos sumar los descomunales descuentos y el desgaste laboral a través de la jornada de trabajo virtual y presencial. Financiada enteramente por los bolsillos docentes, porque las escuelas no recibieron recursos de biosalubridad para la “presencialidad cuidada” y aquellas que lo recibieron fue insuficiente, los docentes siguen haciendo colectas, rifas, venta de comida para comprar insumos en las escuelas y por supuesto que las y los docentes financiamos nuestras computadoras, celulares y conectividad para las clases virtuales.

Desde el gobierno lloran las cartas a los docentes y por supuesto se quejan de que no hay plata, sin embargo la provincia recibió más del 80%de coparticipación ($13.058,7 millones) que, por obra del ajuste del 2020, tuvo superávit fiscal. Plata hay y seguramente la despilfarrarán en la campaña electoral, donde la clase obrera y la docencia en general ya muestra rechazo al oficialismo y no encuentra respuesta de salida a la crisis en las políticas radicales macristas.

En este ataque sin medida la burocracia sindical brilla por su ausencia, el acuerdo firmado en abril ha fracasado y fue rechazado por la docencia, el gobierno no solamente nos adeuda la cláusula gatillo sino que nos roba descomunalmente aplicando descuentos. Pero esa burocracia no va a estar desaparecida por mucho tiempo, ya que en julio se renuevan las negociaciones paritarias. Las y los docentes no confiamos ni un milímetro en su representación, así lo demostraron los diferentes escraches que hicieron los docentes a las sucursales de gremios que firmaron la entrega en abril. Esta negociación, en este año electoral, con la crisis económica y sanitaria que solo nos ofrece hambre y pobreza la docencia no soporta ni al gobierno ni a la burocracia, debemos entonces las bases tomar las riendas de esta lucha, elegir delegados por escuelas y delegados paritarios.

La lucha y la victoria en defensa de la educación pública y sus trabajadores están en nuestras manos no en los negociados de la burocracia sindical. Organicemos esta lucha escuela por escuela, en cada localidad del Chaco por salario acorde a la canasta familiar hoy en $64.000, vacunación masiva para todos y todas, dispositivos y conectividad gratuita para estudiar y enseñar.

También te puede interesar:

Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.
Luego 30 jornadas de paro, cortes de ruta, acampes y diversas medidas de acción directa impulsadas por la Mesa de Trabajadores en Lucha.
El Partido Obrero realizó un plenario provincial y definió candidatxs para las elecciones.
La burocracia sindical pacta con Capitanich un nuevo acuerdo ruinoso.