18/02/2019

Chaco: los trabajadores ferroviarios frente a la amenaza de ajuste y despidos

A raíz de las movilizaciones y denuncias de la agrupación Causa Ferroviaria del Chaco y usuarios sobre la parálisis del Ferrocarril Tirol Vilelas, de Resistencia –interrumpido desde hace dos años– y la incertidumbre de sus trabajadores sobre la continuidad de las fuentes de trabajo, Víctor Zimmermann –coordinador regional del Plan Belgrano y secretario general de la UCR nacional– respondió, en nombre del Gobierno nacional, con amenazas sombrías.


Según Zimermann no se podría reabrir la línea ya no se trata de una línea de carga, sino de pasajeros, por lo cual debería cumplir medidas de seguridad más estrictas. Sin embargo, desde que se cerró la línea no se hicieron obras sino reparaciones menores y todo indica que el gobierno no quiere desembolsar los fondos necesarios para la reapertura.


El gobierno nacional tampoco aporta las inversiones necesarias para mejorar el servicio que va al interior en la línea Resistencia-Cacui-Los Amores. La línea está totalmente deteriorada y los trenes pasan a 15 km por hora en ciertos tramos.


Sí se invirtió en el tramo Sáenz Peña-Chorotis porque por allí pasa el Belgrano Cargas. Cuando esto ocurre, el ferrocarril de pasajeros se interrumpe para que pasen los trenes de carga.


La prioridad de las escasas inversiones del Gobierno nacional se centran en el ferrocarril de carga para que los sojeros del oeste provincial puedan sacar la producción, no el de pasajeros.  Las inversiones en el Belgrano Cargas son estatales pero las ganancias son privadas y no dejan nada a la provincia. Históricamente las ganancias del ferrocarril de carga financiaban al de pasajeros.


Mientras los ferroviarios lograron su incorporación al Convenio nacional mediante la lucha, Zimermann reivindica la creación de la empresa provincial Sefecha, que se produjo bajo el gobierno de Ángel Rozas. No es inocente: en realidad, los trabajadores impusieron la equiparación al convenio nacional que llevó a superar los salarios de miseria que pagaba la empresa provincial. Ahora, la UCR amenaza con transferir el ferrocarril a la provincia como una vía para llevar adelante el ajuste.


Desde la agrupación Causa Ferroviaria – Mariano Ferreyra llamamos a trabajadores y usuarios a unirnos y luchar por la reactivación del ferrocarril, sin despidos y defendiendo los salarios y condiciones de trabajo.