18/05/2016 | 1411

Chaco: por la reactivación del ferrocarril de pasajeros, ningún despido

Nuestra agrupación, Causa Ferroviaria, denunció desde principios de año esta situación de parálisis, con una campaña en los medios, junto a usuarios afectados. Propusimos al sindicato un plan de lucha contra el cierre, los despidos y por la reactivación. Esto nos valió el intento de sanción contra el dirigente ferroviario del PO, Oscar Deniz


El gobierno macrista ha lanzado una ofensiva contra la línea de pasajeros Tirol-Vilelas, que conecta el área urbana del Gran Resistencia. La línea está semiparalizada por la paralización de las tres unidades con que se cuenta.


Dos de ellas no pueden ser reparadas en el taller ubicado en Cacui, por la falta de repuestos. La tercera fue traída en la etapa del ex ministro de Transporte Florencio Randazzo, pero no reúne las condiciones técnicas como para poder doblar en la curva de acceso a Tirol, por lo cual es inutilizable en el ramal.


Así, los casi 400 trabajadores de la línea día a día concurren a trabajar sin poder tomar tareas, mientras el director del ramal (el radical Brianzó) obliga a realizar tareas que no corresponden al convenio, con la complicidad del sindicato (por ejemplo, pintar casillas o accesos a las estaciones).


La respuesta del gobierno nacional a esta situación ha sido anunciar la intención de traspasar el ferrocarril a la provincia, una propuesta alimentada por Ángel Rozas, ex gobernador radical y actual senador por el Chaco, quien reivindica el ferrocarril provincial Sefecha, anterior a la incorporación a Ugofe. Pero con Sefecha los ferroviarios cobraban salarios de miseria y no se hallaban incorporados al convenio colectivo de trabajo.


Bajo Ugofe, la equiparación salarial al salario y a las condiciones de convenio nacionales de los ferroviarios fue el resultado de una lucha importantísima. El traspaso a la provincia, que se encuentra quebrada, apunta a liquidar estas conquistas obreras.


Nuestra agrupación, Causa Ferroviaria, denunció desde principios de año esta situación de parálisis, con una campaña en los medios, junto a usuarios afectados. Propusimos al sindicato un plan de lucha contra el cierre, los despidos y por la reactivación. Esto nos valió el intento de sanción contra el dirigente ferroviario del PO, Oscar Deniz.


La burocracia Verde anunció, primero, que el tema lo resolvería Sergio Sassia –secretario general nacional de la Unión Ferroviaria -“dialogando” con Macri. De estas “negociaciones” no se sabe nada. Ahora, largó un petitorio para reclamar la reactivación.


La situación va generando en la base ferroviaria un clima de movilización, en principio bloqueado por el temor a los despidos, represalias patronales e incluso del sindicato. Pero la defensa de los puestos de trabajo y de las condiciones depende de nuestra intervención. Convocamos a discutir un plan de lucha y un programa para enfrentar esta ofensiva.

También te puede interesar:

“El ajuste ya empezó”, señaló un funcionario del organismo financiero.
Salarios privados, públicos, cuentapropistas, trabajadores no regularizados y jubilados, todos afectados.
Recesión, ajuste fiscal y penurias en el camino del pacto con el FMI.
La única salida a la crisis requiere del rechazo al pacto con el FMI y el no pago de la deuda externa.
Endeudamiento oficialista, la foto que no sale y la interna de Juntos.