29/07/2017

Cierre de Distripaper en San Martín: 74 despidos


Al finalizar el horario laboral del miércoles 26, los trabajadores y trabajadoras de Distripaper fueron citados por los dueños, quienes les comunicaron que la empresa cerraba. La sorpresa inicial fue muy grande. “Veníamos trabajando normalmente, no se veía nada raro, no se veía que esto iba a cerrar rotundamente de un día para el otro”, manifiestan Mario y Aurelio, dos de los 74 trabajadores que perdieron su empleo, de un día para el otro y sin ningún tipo de aviso previo.


 


La empresa, que es distribuidora de artículos de librería, es la principal proveedora en el rubro de empresas multinacionales como LAN y HSBC, entre otras. Al día de hoy no sólo tienen el depósito lleno de estos artículos, sino que hasta el último día estuvieron recibiendo pedidos e incluso estuvieron haciendo horas extras. Pero ese día los dueños le comunicaron que “las cosas no iban bien” y que “van a pedir la quiebra”. Y luego de estos argumentos le informaron a los trabajadores que no les van a pagar las indemnizaciones, por falta de fondos, como tampoco los sueldos y el aguinaldo adeudado.


 


Cierre fraudulento


 


La empresa no realizó ningún tipo de presentación formal sobre el cierre. No envió telegramas de despidos, no hay preventivo de crisis, convocatoria de acreedores ni pedido de quiebra. Se trata, una vez más, de un cierre fraudulento que los propios trabajadores fueron a denunciar al ministerio de trabajo de San Martín. El ministerio convocó a las partes y la patronal no concurrió. La respuesta del ministerio fue convocar a una nueva reunión para la semana que viene, respuesta dilatoria que le es funcional a los dueños y que juega al desgaste de los trabajadores teniendo que sostener un acampe en pleno invierno lejos de sus familias.


 


El método patronal no es otro que el vivido en otros tantos cierres truchos este año, un mero aviso informal (como en los casos testigo de AGR-Clarín y PepsiCo, donde la patronal los despidió con un cartel pegado en la puerta) que deja a la deriva a más de 70 familias.


 


El sindicato de comercio, al que están afiliados los trabajadores, se ha “acercado” al conflicto, sin brindarles otra orientación más que “esperar a la próxima semana la intervención del ministerio”. Una política que contribuye también al desgaste y al vaciamiento del conflicto.


 


Apoyemos a los trabajadores en lucha


 


Los trabajadores están realizando un acampe en la puerta de la distribuidora (Av. Eva Perón 2545) reclamando y defendiendo lo que les corresponde: que se les pague el salario y aguinaldo adeudados y que se les garantice las fuentes de trabajo.


 


Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda nos ponemos a disposición de los trabajadores. No al cierre de la empresa.


 


Rodeemos de solidaridad este conflicto, por la victoria de los trabajadores de Distripaper, ningún despido, que se preserven los puestos de trabajo.         

En esta nota

También te puede interesar: