Sindicales

19/11/2015

|
1390

Cierre de Efacec: tenaz resistencia obrera


Desde hace un mes, los trabajadores de la multinacional Efacec mantienen con cortes de ruta y acampan en la puerta de la empresa exigiendo la reapertura de la misma. 


 


El 16 de octubre, cuando los trabajadores se retiraron a su descanso del fin de semana, una dotación de la guardia de infantería de la provincia entró y se instaló en la fábrica (aún sigue allí). Cuando regresaron el lunes, se encontraron con la planta ocupada por la policía y con el cartel de una inmobiliaria ofreciendo en venta el edificio y el predio. 


 


A partir de allí empezaron a recibir los telegramas de despido y supieron de la intención patronal de pagar el 50% de la indemnización. Los trabajadores ocuparon la fábrica pero fueron desalojados.


 


El Ministerio de Trabajo decretó la ilegalidad de los despidos y exigió la reincorporación inmediata. Sin embargo, la empresa no ha cumplido ninguna de las resoluciones ministeriales. 


 


Desde ese momento, y a pesar del compromiso de pagar el 100% de la indemnización, los trabajadores se mantienen en lucha exigiendo que se reabra la empresa. Son 62 familias afectadas. 


 


De la Sota cierra fábricas


 


La empresa Efacec, con sede central en Portugal, fabrica tableros eléctricos para las distribuidoras de energía (Edesur, Edenor, Epec e incluso empresas chilenas) y está presente en cuatro continentes. Los trabajadores denuncian que hace dos años se desprendió de 80 trabajadores y comenzó a traer los tableros de Portugal, que en la planta cordobesa terminaban de armarse. También tercerizó gran parte de esa actividad. 


Había muchos contratos por cumplir e incluso venían realizando horas extras, por lo que los trabajadores entienden que el cierre obedece a un vaciamiento para mejorar la rentabilidad, e incluso se habla de un reparto de negocios con Electroingeniería.


 


El hecho se agrava si se considera que el gobierno de la provincia de Córdoba facilitó esta acción depredadora de una fuente de trabajo enviando a la policía para impedir que los trabajadores ingresaran el lunes 19 a cumplir con sus tareas. 


 


El gobierno de la provincia, a través de la policía ha sido, y sigue siéndolo, parte fundamental de una maniobra de vaciamiento, de destrucción de más de 60 puestos de trabajo, de una verdadera conspiración en perjuicio de los trabajadores de Efacec y del pueblo de Córdoba. Una asociación ilícita con la empresa para estafar a trabajadores.


 


Esta es la razón por la que las resoluciones del Ministerio de Trabajo, favorables a los trabajadores, no se cumplen. El oficialismo se opuso en la Legislatura a tratar un proyecto del FIT exigiendo el cumplimiento de las mismas, que se retire a la policía y se permita el ingreso de los trabajadores. 


 


Iniciativa obrera


 


Esta acción del gobierno es completada por la directiva de la UOM que ha dejado a los trabajadores aislados. Pero los trabajadores resisten y se oponen a aceptar las indemnizaciones, tienen como objetivo la reapertura de la empresa. 


 


En asamblea le exigieron al gremio que trajera a todo el cuerpo de delegados a sesionar en la puerta de la fábrica, la convocatoria a una movilización y medidas de fuerzas.


 


Estamos apoyando a los trabajadores fuertemente, lo que ha permitido que el conflicto salga del anonimato y cobre visibilidad. La tendencia (concretada) a la ocupación, la lucha por defender los puestos de trabajo (incluso en condiciones desfavorables) y la firmeza de los trabajadores es lo que preocupa a gobierno y burócratas porque revelan con qué disposición interviene la clase obrera en la crisis capitalista. ¡Bravo, compañeros de Efacec, vamos por su triunfo!