15/03/2018

Cierre de suplementos y despidos en Página 12

El burócrata Santa María se suma a los despedidores seriales

El Grupo Octubre -liderado por Víctor Santa María, el burócrata sindical de los trabajadores de edificios, ex menemista, cavallo-belizista y kirchnerista, anunció el cierre de casi la totalidad de los suplementos del diario Página12, de su propiedad, lo que pone en peligro la fuente laboral de una importante cantidad de trabajadores.


Ya confirmados los cierres de Sátira 12, M2, y Turismo 12, la patronal dijo que iba a informar dónde reubicará a los trabajadores de planta, aunque advirtió que no tiene intenciones de sostener a aquellos mal llamados colaboradores, una figura del convenio que servía para eventualidades y que las empresas utilizan desde hace años para esconder relaciones de empleo estables, como sucede en el caso del suplemento de arquitectura M2, editado por una única trabajadora que, desde hace más de 15 años, facturaba mensualmente. 


Por otro lado, el Soy y Las12 se irían a fusionar y achicar (en las últimas horas la empresa dio indicios de que no innovaría), mientras que Radar sería el único que continuaría sin novedades, y el NO -un emblema de la precarización, con casi 20 periodistas jóvenes externos, que trabajan en negro y un único editor de planta-, dejaría de salir en papel y pasaría a la web, y la empresa no informó nada respecto de los puestos de trabajo de las casi dos decenas de colaboradores.


La última promesa de la empresa a los trabajadores fue que pagaría el 4% de aumento que aún debe a sus empleados desde enero pasado, por la paritaria 2017, pero advirtió que no sabe si hará lo mismo con los trabajadores que facturan. De hecho, a los colaboradores, que representan un porcentaje importante del diario -en el caso de los suplementos son más del 50% de la plantilla- no les han dado aumento desde enero de 2017.

 

En la última reunión con la Comisión Interna, la patronal de Santa María, que tiene en su haber radios, diarios, revistas, edificios, una universidad, centros culturales y más, que se manifiesta defensora de los encargados de edificios, mantuvo su planteo de cerrar la mayor parte de los suplementos, sin garantizar la continuidad laboral de los trabajadores que integran la plantilla de los mismos.


Los trabajadores de Página 12 -que hicieron innumerables paros y actividades de resistencia durante 2017- salieron a difundir el conflicto, exigir la continuidad de los suplementos y los puestos de trabajo de todos los trabajadores y el pago de los aumentos adeudados en todos los casos.


La situación de Página 12 forma parte de la ofensiva de las patronales y del gobierno, que ya ha provocado la pérdida de unos 2000 puestos de trabajo en el gremio.  Está claro que en esto no hay grieta: el ataque a los trabajadores viene del gobierno, de las patronales oficialistas y también de las “opositoras” y “sindicales”, como antes sucediera con la patronal de BAE-Crónica, vinculada a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que vació de trabajadores –incluido los delegados- a ambos diarios.


Ni un despido en Página12.


Pase a planta de los colaboradores.


Que Santa María pague toda la deuda salarial, ajustada por inflación.

 

Que cualquier pendencia judicial contra la patronal de Octubre o negociación en torno al diario contemple:


•    Que se garanticen todas las fuentes de trabajo.

•    El pago de las deudas a los trabajadores.

•    Recursos suficientes para el funcionamiento pleno del diario, con todos sus trabajadores adentro, en un edificio común y en las condiciones aptas para funcionar.

•    Si la patronal no da marcha atrás, hay que iniciar un plan de lucha en defensa de los puestos de trabajo de efectivos y colaboradores.

En esta nota

También te puede interesar:

Reclaman un “corredor sanitario” que los exima de responsabilidad y les permita avanzar en el desmantelamiento de los protocolos.
Varios trabajadores han sido despedidos en las bodegas más grandes de Mendoza como represalia por su actividad sindical.
La firma entró en concurso de acreedores y adeuda sueldos a 1.800 trabajadores.
Trabajadores autoconvocados denuncian la suspensión de cobertura médica por falta de pago de la patronal.