07/07/2020

Ciudad de Córdoba: los residentes en salud exigen salarios adeudados

¡Todo el apoyo a su lucha!

Los trabajadores residentes del Hospital Infantil Municipal han decidido hacer público el reclamo por la falta de pago de dos meses consecutivos de sus becas. Son trabajadores de la salud que corresponden a diferentes especialidades médicas, quienes prestan un servicio necesario para el funcionamiento del Hospital mientras se forman como médicos bajo una relación que establece la exclusividad con el hospital-escuela, lo que limita sus posibilidades de ingresos.

Por otra parte, tampoco percibieron el bono de $5.000 que el gobierno provincial había prometido a los agentes de salud que efectivamente estén prestando el servicio durante la pandemia de Covid-19. Esta discriminación muestra a las claras el nulo interés que tiene este gobierno por los trabajadores de la salud y es un indicador más de la orientación social del ejecutivo municipal, que no escatima esfuerzos en presionar para que los trabajadores acepten sin chistar el ajuste que los precariza, deteriorando a pasos agigantados el servicio municipal de salud, impulsando de esta manera que la demanda se vuelque sobre sectores privatizados de la salud.

Como ocurriera entre los residentes de CABA -que se plantaron en noviembre del 2019 y mediante un paro obligaron a dar marcha atrás a una ley que establecía condiciones de trabajo de superexplotación- los residentes de los hospitales municipales están mostrando que están dispuestos a dar batalla frente al avasallamiento de derechos que pretende imponer el ejecutivo municipal en un marco de pandemia.

La amenaza latente de represalias por desarrollar acciones de protesta busca amedrentar a quienes están exponiendo su salud y la de sus familias sin que se les garanticen las mínimas condiciones para el sustento.

En ese cuadro, nos solidarizamos con esta protesta e impulsamos el pronunciamiento de los vecinos en apoyo al inmediato pago de las becas adeudadas. Ligar la lucha municipal a la población en general es el camino certero para revertir el ajuste de Martín Llaryora. Lo demostraron las escuelas que se organizaron junto a las familias de estudiantes y lograron poner un freno a la pretensión ajustadora del intendente sobre el sistema municipal. Ese método es el que orienta correctamente una salida a la crisis que pretenden descargar sobre los trabajadores.

 

A continuación, transcribimos el comunicado de prensa del colectivo de residentes y concurrentes de Córdoba:

“Profesionales de la salud residentes del Hospital Infantil de Córdoba reclaman  pago de salarios (becas)  atrasados  de mayo y junio.

Nuevamente y agravados en el contexto de la actual pandemia, 70 profesionales de salud matriculados, que se especializan en distintas disciplinas (pediatría, cirugía, bioquímica, kinesiología), del Hospital Infantil Municipal de Córdoba,  reclaman semanalmente a la Dirección del Hospital, el retraso en el pago de sus salarios recibidos en concepto de becas ( sin aportes, sin contrato, sin aguinaldo).

A estos profesionales de la salud, la primera línea de batalla, se les adeuda los meses de Mayo y Junio, sin recibir respuesta por parte de las autoridades, vulnerándose sus derechos de legítimos trabajadores. Es fundamental destacar, que al trabajar con carácter de “dedicación exclusiva” ese salario es el único ingreso económico que pueden percibir.

Por otra parte, los profesionales residentes del Hospital Infantil son los únicos de la Provincia que aún no han recibido el Bono establecido por el Gobierno Nacional de $5.000 (4 pagos de 5.000 c/u), ni cuentan con  garantía de cobro.

Como última alternativa para hacer escuchar nuestro legitimo reclamo, este 7 y 8 de julio se harán asambleas de 10 a 12 horas con miras a aplicar la retención de servicios si no se responde a esa demanda. Esta situación, lamentablemente histórica para los profesionales de la salud del Hospital Infantil Municipal, profundiza la crisis del sistema sanitario y precariza a los trabajadores que cumplen responsablemente con su diario compromiso social cuidando la salud de nuestros niños, adolescentes y jóvenes.”

       

También te puede interesar:

Como en el resto del país, el desempleo y la pobreza crecen, según el Indec
La jornada de lucha fue una respuesta a la orientación de un gobierno provincial que ataca el ambiente.
Luego de varias medidas de lucha, imponen a la patronal el pago de la quincena, los descuentos y el medio aguinaldo.
El jueves por la mañana se realizó un acto en el Hospital.
El Polo Obrero desarrolla un programa para terminar con la falta de trabajo y de vivienda.